¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
3 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Dio su hija a explotadores sexuales

Jueves, 12 de diciembre de 2013 03:34

La División Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas puso tras las rejas a una mujer que vendió meses pasados a su hija de 14 años a una red de explotadores sexuales, quienes comerciaban con la pequeña en locales de General Güemes, de esta capital y la provincia de Chaco.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La División Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas puso tras las rejas a una mujer que vendió meses pasados a su hija de 14 años a una red de explotadores sexuales, quienes comerciaban con la pequeña en locales de General Güemes, de esta capital y la provincia de Chaco.

El pasado lunes, después de una exhaustiva investigación y a partir de las declaraciones de los proxenetas detenidos y de la propia víctima, el juez federal que entiende en la causa ordenó la detención de la madre de una niña correntina, rescatada de un prostíbulo de General Gemes, por entender que habría negociado a la pequeña, con pleno conocimiento de las actividades de los compradores, para que sea reducida a la esclavitud de la prostitución, hecho ocurrido cuando la niña tenía poco más de trece años.

La detención surge a raíz de la continuidad de las tareas investigativas realizadas en torno a un procedimiento realizado en General Güemes en el mes de agosto, donde resultaron demorados dos hombres, un chaqueño y un boliviano, y una adolescente rescatada de un sórdido e inmundo prostíbulo clandestino.

A través de la investigación penal se pudo conocer que la muchacha rescatada de 14 años, habría sido entregada por su progenitora a los dos hombres que tenían como modus operandi reclutar a jóvenes en situación de riesgo en esta provincia, con problemas familiares o con reiteradas fugas de hogar. Los detenidos las inducían al consumo de bebidas alcohólicas, las violaban y las convertían en prostitutas en escasa semanas. Los proxenetas mantenían a las jóvenes extorsionadas. Se supo que les advertían que si huían iban a tener que pasar la vida en un “hogar para gente que delinquen, internados inhumanos que en la jerga de la gente común se conoce como "tumbas'” .

El juez ordenó la detención de la mujer, quien a pesar de haber vendido a su propia hija seguía cobrando un porcentaje de las escasas ganancias particulares que debía recibir la menor. No trascendió qué tipo de contactos tenían en General Güemes para localizar a las niñas en riesgo.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD