Lanús escribió un nuevo capítulo dorado en su historia, al consagrarse campeón de la Copa Sudamericana tras derrotar anoche a Ponte Preta, de Brasil, por 2 a 0, en un estadio colmado, después de haber igualado 1 a 1 hace una semana en San Pablo. Víctor Ayala e Ismael Blanco, las dos figuras del partido, marcaron los goles en la primera parte para que Lanús sume su segundo título continental después de haberse coronado en la Copa Conmebol en 1996.

De principio a fin, el granate evidenció seguridad y autoridad, actitud para quedarse con el triunfo. Ordenado en el fondo, con una zaga (Goltz- Izquierdoz) que jamás se complicó, con un mediocampo (Ayala- Somoza- González) que se mostró solidario y criterioso para jugar, al equipo local le bastó y sobró.

A los 23m., un remate cruzado de Blanco fue el preanuncio de lo que vendría 60 segundos después. Porque, a los 24m., una muy buena maniobra colectiva de Ayala decretó la apertura del marcador. Y casi por decantación, la diferencia se amplió ya en tiempo de descuento cuando Blanco, tras un corner y un posterior cabezazo del uruguayo Silva, le puso la punta del botín al envío.

En la segunda etapa no hubo modificaciones sustanciales. Lanús, con el simple argumento de intentar conservar la pelota, fue superior ante un tibio rival. Tuvo sus chances para aumentar las cifras, pero las cartas ya estaban echadas. Entonces, con el delirio de su gente, el granate logró el título en una noche de fiesta y va por más. Porque el domingo tendrá la chance de ganarle a Newell's por la última fecha del Inicial y, tal vez, pueda obligar a un desempate con Vélez o San Lorenzo.

Guillermo, un ganador nato

Muy lejos de aquella imagen de delantero mañero pero igual de exitoso que supo brillar en Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto mostró toda su maduración como técnico y en muy poco tiempo llevó a Lanús a consagrarse en un torneo internacional. Disfrutando hasta las lágrimas, luego del final del partido, el Mellizo, luego de conseguir su primer título como entrenador, se quebró de emoción. “Le mando un saludo a mis hijos y mujer. No están acá, pero vinieron conmigo”. Más tarde, con micrófono en mano, hablándoles a los hinchas, dijo: “Me trataron desde el primer día como si hubiera jugado acá. Le agradezco a la gente y los jugadores. Sin ellos, no estaríamos acá”.

Especialidad bien argentina

Desde que se inició la Copa Sudamericana, en 2002, los equipos argentinos siempre tuvieron una presencia importante en la competencia. De las 12 ediciones que se llevaron a cabo, en 9 hubo presencia argentina en la final, contando al campeón actual Lanús. De los 11 campeones, 6 fueron de nuestro país con Boca Juniors a la cabeza con dos copas en sus vitrinas, seguido por Independiente, San Lorenzo, Arsenal y el granate, con una cada uno. El último campeón local había sido el rojo de Avellaneda y el último en llegar a esa instancia había sido Tigre, el año pasado, cuando se quedó con las manos vacías ante San Pablo en Brasil. Este año, otro equipo argentino llegó a la final, Lanús, que se quedó con toda la gloria.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...