“Cualquier funcionario puede tener una necesidad habitacional. No porque tenga un cargo se lo va a inhabilitar”.

“Después de la resolución (a fines de 2012) bajó un 3,71% el padrón. Estaba en 25 mil, hoy llegan a 24.120 los inscriptos”.

“Este año queremos llegar a las tres mil, aunque todo depende de la lluvia. En enero y febrero llovió mucho”.

Fernando Alesanco, titular del Instituto Provincial de la Vivienda de Salta (IPV), afirmó que la necesidad social es el criterio primordial en la adjudicación de casas. Si bien se otorgaron 2.432 casas en 2012, el gobernador Urtubey había prometido 3 mil. Alesanco dijo que la lluvia impidió llegar a esa meta y esperan cumplirla en 2013 . Sobre la entrega de casas a políticos en cargos públicos, dijo: “Cualquier funcionario puede tener una necesidad habitacional”.

¿Cuántas viviendas tienen previstas entregar para este año? ¿Cuál es el cronograma? Hay planes con demoras, como Mirasoles.

En ejecución tenemos más de 4.300 viviendas y más de 1.500 soluciones habitacionales en toda la provincia. Este año queremos otorgar tres mil viviendas hasta fin de año. A julio a más tardar esperamos cumplir con las 624 casas de Mirasoles; a mediados de abril con las 56 de Los Tarcos, y 200 de la Cooperativa Policial, cerca de Solidaridad, a mitad de año. También vamos a terminar con las 53 viviendas del exvelódromo, en Parque Belgrano, en 20 días. Al lado se construyen otras 58 casas que tienen fecha para agosto o septiembre, y hay otras 23 en ese barrio que tienen un 90% de avance. Esas entregas las tenemos programadas siempre y cuando la lluvia afloje un poco y nos deje concluir. El tiempo nos está entorpeciendo todos los finales, sobre todo cuando se hace la pintura o los nexos en la tierra.

¿Sólo hubo demoras por la lluvia? En algunas obras habían afirmado que se demoraba la llegada del dinero...

No. En ningún momento hubo demoras de fondos. Estamos cumpliendo con los contratistas. Tenemos 30 días para pagar los certificados y para apurar las obras abonamos a los 15 días. Se puede verificar, tanto en la Cámara Salteña de la Construcción como en la Cámara Argentina. Estamos al día.

¿Cuándo van a terminar las casas de Lomas de Medeiro?

En 30 días las estamos terminando.

El gobernador Urtubey, cuando inició el período de sesiones en la Legislatura, prometió entregar tres mil viviendas. Según información oficial, solo se alcanzó 2.432.

Este año queremos llegar a las tres mil, aunque todo depende de la lluvia. En enero y febrero llovió mucho más de lo habitual en Salta. En marzo también hubo bastantes precipitaciones. Hay empresas que están trabajando los fines de semana para terminar. En 2012 no llegamos a las tres mil viviendas por el factor climático. Era un compromiso y seguramente este año sí lo cumpliremos.

En los últimos años, ¿cuál es el promedio anual de viviendas construidas?

En la gestión de Urtubey el promedio anual ronda las 2.200 casas.

¿Cuál es el criterio que el IPV sigue para adjudicar viviendas? ¿El poder adquisitivo, la necesidad social u otras variables?

Se evalúa un poco de todo. Si bien son viviendas sociales, que tienen un costo inferior, nos fijamos en el ingreso de cada familia.

¿Pero pesa más la necesidad o la situación social de una familia?

La necesidad social es primordial. Pero la gente tiene que saber que el pago de la casa es un sistema solidario, que tiene el fin de construir viviendas.

Esta semana hubo polémica. Se conoció a través de los medios que la esposa del intendente de Nazareno, Julián Quiquinte, tiene una propiedad adjudicada en El Huaico. También se denunció por una situación similar al diputado oranense Antonio Hucena. ¿Pueden acceder a viviendas del IPV?

Cualquier funcionario puede tener una necesidad habitacional. No porque tenga un cargo en el Poder Ejecutivo o Legislativo se lo va a inhabilitar para que esté inscripto sea un posible adjudicatario. Eso no inhibe. Sí, tienen que cumplir las condiciones y las obligaciones que el Instituto les impone, como cualquier persona común.

¿Se modificaron algunas exigencias para inscribirse en el IPV?

Había una resolución que decía que si no se actualizaba la ficha en diez años, el expediente se caía. Nosotros hemos reducido ese plazo y fijamos que si en el tercer año la ficha no se actualiza, se da de baja, y se tienen que inscribir nuevamente.

Así, tenemos la demanda bien establecida y nos permite tomar mejores decisiones. Cuando una familia, en nueve años, no actualiza nada, no podemos saber el ingreso actual ni cómo está constituido su grupo.

Antes se permitía que algún miembro del grupo familiar tenga el 20% de una vivienda, siempre y cuando no supere los 40 mil pesos. Eliminamos esa disposición. Ahora para estar inscripto en el Instituto o ser adjudicatario no tiene que tener absolutamente nada. Me parece que es lo más justo.

Con las nuevas disposiciones, ¿qué porcentaje o cantidad salió del padrón del IPV?

Después de la resolución bajó un 3,71% el padrón. Estaban en 25 mil, hoy llegan a 24.120. De esa cifra, 15 mil están inscriptos en Capital.

¿Por qué no se construyen más departamentos que casas?

La Nación no está financiando la construcción de departamentos. Sin embargo, yo estoy por presentar algunos proyectos para utilizar y aprovechar de mejor forma los terrenos

¿Y en el interior que obras están previstas entregar?

En el interior tenemos prevista la entrega de 198 viviendas de Los Pinares, en Cerrillos, que se concretaría en un mes o un mes y medio. Además, tenemos 100 viviendas en Embarcación para fines de mayo; 20 en Campo Quijano en dos meses; hay 50 en Orán que tienen un avance del 57% y esperamos concluir a mitad de año. En Metán, 88 viviendas se otorgarán después de mitad de año; en Pichanal tenemos 90 casas, el viernes pasado las sorteamos y las entregaremos en 45 días. Después, en abril daremos 20 en El Bordo y 38 en Aguaray.

 “El problema, una demanda creciente”

Estamos en un año de elecciones. ¿Eso influye para llegar a las tres mil viviendas y entregar gran parte antes de julio?

Aquí se trabaja todos los años de la misma manera, siempre pensando la gente, más allá de que sea un año electoral. Las personas tienen necesidades de vivienda inmediata y buscamos terminar obras en tiempo y forma.

¿Realizaron proyecciones sobre la cantidad de viviendas necesarias al año para reducir el déficit habitacional?

El problema es que la demanda es creciente, no está estancada. La única forma de reducirla es construyendo cada vez más viviendas. Hay que tener en cuenta que todas la provincias, no solo Salta, tienen un presupuesto acotado. Para nosotros, la mejor forma de trabajar es ejecutar el 100%.

Más allá la situación social que marca como primordial, ¿cuánto es el ingreso que necesita una familia para inscribirse en el IPV?

Los niveles de ingresos que tengan. Después se desarrolla cada programa y se evalúa. Hay que tener en cuenta que uno de los componentes es el valor es la ubicación del terreno.

¿Cuál es la cuota más alta que se paga por una casa?

Hoy en El Huaico están pagando cerca de 870 pesos. Las nuevas están saliendo con cuotas de $900 o $1.000.

¿Cómo está el nivel de cumplimiento de los adjudicatarios?

Cuando inicio la gestión de Zorpudes al frente del IPV (fines de 2011), el índice de morosidad llegaba al 50%. En ese lapso, lo redujimos al 34% en Capital y en el interior está en 45%. Estamos viendo que está bajando, ya que tenemos varios incentivo para que la gente pague. Además, deben tomar conciencia de que están abonando su vivienda.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...