La derrota por 1 a 0 sobre la hora ante Tigre no cayó para nada bien en la torcida del elenco paulista. Poco antes de embarcar para emprender el regreso a sus tierras, los simpatizantes del Palmeiras estallaron contra sus jugadores y los atacaron salvajemente con golpes de puños, tazas y vasos.

Si bien era un pequeño grupo de violentos (no más de diez personas), se las arreglaron para armar un gran revuelo en Aeroparque y provocarle un corte en la cabeza al arquero Fernando Prass, además de cortar con la tranquilidad del lugar. Según los presentes, uno de los principales ‘focos de ataque’ era el chileno Jorge Valdivia, quien en la semana hizo un gesto ofensivo durante un partido.

Cabe destacar que este popular equipo de San Pablo acaba de descender a la Segunda División en su país por segunda vez en su rica historia y solamente juega la Libertadores por haberse quedado con la Copa Brasil (se ubica en la tercera colocación, por ahora fuera de las instancias clasificatorias a los octavos de final).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...