Los agentes de seguridad estadounidenses están investigando una explosión en el sureste de Atlanta donde un hombre sufrió graves quemaduras por la apertura de paquete en un comercio.

El sargento Greg Lyon del Departamento de Policía de Atlanta aseguró que el paquete no contenía artefactos explosivos y no pudo precisar si las quemaduras son el resultado de un incendio o similar.

Medios locales destacaron la presencia de bomberos y la Policía en el lugar, junto al FBI y una unidad de artificieros, para resolver el hecho.

El pánico se apoderó de buena parte de los EEUU. Ayer, un día después de las explosiones que dejaron tres muertos en una maratón de Boston, hubo que desalojar el aeropuerto de La Guardia en Nueva York por una falsa alarma, y una mochila olvidada alertó a la policía, otra vez en Boston. Las bombas del lunes causaron heridas espeluznantes, inclusive con clavos, balines, fracturas y mutilaciones, dijeron los médicos.

Más de 170 personas fueron heridas por las explosiones, y médicos detallaron ayer algunas de las lesiones, incluyendo fracturas, amputaciones de extremidades y heridas en la cabeza. “Extrajimos balines y clavos de los niños. Una de las cosas que me hizo sentir peor fue ver clavos en el cuerpo de una niñita”, dijo el doctor David Mooney. Los explosivos estaban contenidos en ollas de presión. Obama dijo que todavía no hay pistas firmes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...