Alguien lo dijo y, aunque en principio sonó increíble, poco a poco, todos se fueron ilusionando. ¿De que se trata? Nada más y nada menos que de incorporar a Lionel Messi en la lista de buena fe de la Copa Libertadores, en caso de avanzar a semifinales.

La Pulga es la obsesión de los dirigentes rosarinos. En una reunión informal, alguien habría tirado su nombre. Según indica el diario Olé, el rosarino podría incorporarse para las instancias finales, siempre y cuando se supere a Boca.

¿Es posible? Claro, en este tipo de instancias, se pueden hacer hasta tres cambios y, además, el Barcelona no tendría competencia directa para intervenir. ¿Viable? Suena a mucho.

Sin embargo, el padre del futbolista afirmó que "es una locura" la versión difundida en Rosario sobre la posibilidad de que el delantero del Barcelona vaya a jugar con Newell’s Old Boys la semifinal de la Copa Libertadores en el caso de que llegue a esa instancia.

La versión, publicada por algunos medios, indicaba que las gestiones estaban a cargo del padre del jugador, hincha del equipo en el que dio sus primeros pasos en el fútbol. "No voy a hacer ninguna gestión para que Lionel pueda jugar esos partidos. No sería razonable que lo haga", respondió Jorge Messi a una consulta de un matutino.

La posibilidad que tomó fuerza en la ilusión de los hinchas de Newell’s se apoyaba en un aval reglamentario: la Confederación Sudameriana de Fútbol (Conmebol) permite a los equipos que participan en la Copa Libertadores efectuar cambios en las plantillas cuando pasan las rondas.

Newell’s Old Boys igualó a cero fuera de casa con el Boca Juniors, el jueves pasado, el partido de ida de los cuartos de final de la Libertadores, torneo cuya final disputó en 1992, cuando era dirigido por Marcelo Bielsa en su primera experiencia como entrenador, ante el San Pablo brasileño, que ganó el título en Brasil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...