Vibrante, intenso, no apto para cardíacos, apasionante. Así fue la final de alto voltaje que protagonizaron hoy el Bayern Münich y el Borussia Dortmund por el título de campeón de la Champions League. Ambos contrincantes empezaron a imponer una nueva era en el fútbol luego de dejar en el camino a las "moles" Barcelona y Real Madrid en la instancia anterior.

Lo ciertos que es ambos "tanques" alemanes regalaron a los miles de espectadores presentes en el mítico estadio de Wembley y a los miles de millones de espectadores que observaron hipnotizados por todo el mundo, 90 minutos de lo mejor del fútbol de élite y excelencia en su máxima potencia.

 Bayern Múnich se consagró campeón de la Liga de Campeones de Europa de fútbol al vencer hoy a Borussia Dortmund por 2 a 1, en el duelo de equipos alemanes que se llevó a cabo en el estadio de Wembley, en Inglaterra. 

Los goles del equipo que dirige Jupp Heynckes los convirtieron el croata Mario Mandukic (15m. ST) y el holandés Arjen Robben (43m. ST), mientras que Ilkay Gündogan, mediante un tiro penal, había establecido el empate provisorio para el conjunto que conduce Jurgen Klopp (23m. ST).

Robben le dio el gol de la victoria en la agonía del partido al Bayern, que le permitió llevarse toda la gloria y los honores, y la plaza para el próximo Mundial de Clubes que se disputará en Japón a fin de año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...