Llamó poderosamente la atención que ninguna de las agrupaciones de Juventud Antoniana hayan estado presente anoche en el estadio Juan Gilberto Fubes de San Luis, cuando el equipo del DT Sergio Albornoz logró la clasificación a los cuartos de final tras perder por 1 a 0 y ganar en el global.

¿El motivo de esta ausencia? La Policía puntana no le permitió el ingreso a la provincia a los hinchas antonianos que habían llegado para acompañar al santo, aunque sin fundamentos, porque no había ninguna prohibición para los hinchas visitantes. "Nos detuvieron en la entrada a San Luis y nos quisieron retener los bombos y las banderas. Pretendían que los dejemos en ese control caminero, pero nos negamos y por eso no nos permitieron entrar a la cancha", le contaron los referentes de la hinchada a El Tribuno.

Los simpatizantes del santo esperan con ansias el próximo partido como local y prometen colmar las tribunas del Fray Honorato Pistoia (o del Gigante del Norte), entusiasmados con la clasificación del equipo entre los ocho mejores del torneo y con el sueño latente de ascenso.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...