“El camión era mi herramienta de trabajo y ahora me cortaron hasta la luz”, dice Roberto José Flores, de 68 años, instantes después de contar que el vehículo marca Mercedes Benz que compró hace más de un año en Pancho Automotores fue secuestrado porque se trataba de un transporte “mellizo”.

Según el denunciante, para adquirir el vehículo, que tenía un costo total de $180 mil, tuvo que entregar $15 mil en efectivo, otros $35 mil en cheques, un automóvil marca Gol Trend valuado en $60 mil y nueve pagaré de $10 mil pesos.

“A los dos meses de estar trabajando, se me funde el motor y tuve que gastar $30 mil para hacerlo de nuevo”.

“Cuando le reclamé al gitano Francisco Juan (el dueño de Pancho Automotores), me prestó un acoplado por lo gastado, pero le tuve que poner otros $20 mil para que funcione bien”.

Flores contó que el camión 1114 con mecánica 16/20, dominio KLI 981, estuvo en ruta hasta febrero pasado cuando decidió ir a Misiones a trabajar con la recolección y el traslado de soja.

“En la localidad de Ituzaingó, en Corrientes, los miembros de Gendarmería Nacional me dijeron que tenía la chapa patente falsa porque en el título decía que era duplicada y en el dominio no figuraba la aclaración”, relató.

“Después me contaron que el transporte había sido transferido a un tal Gómez y me dieron un acta de 10 días para manejar hasta esta provincia, descargar y no volver a trabajar antes de solucionar ese problema”, detalló.

El hombre aseguró que a los pocos días, después de haber arribado a esta provincia, en un taller mecánico de General Gemes, se hizo presente la Brigada de Investigaciones y secuestró el camión porque este era un vehículo “mellizo” del legítimo, que está circulando en la localidad chaqueña de Sáenz Peña y, por lo tanto, se quedó sin medio de trabajo.

“En este momento, el único imputado es el señor Flores, pero la Justicia investiga a la persona que le vendió el camión en mal estado y es el dueño de Pancho Automotores”, aseguró el abogado del damnificado, Pablo Palacios.

“En diferentes oportunidades me reuní con Francisco Juan para intentar solucionar el problema, pero este hombre se me burló en la cara y seguro lo seguirá haciendo con otras personas que confíen en su empresa”, expresó indignado.

“Solo falta que me corten el pasto”

Roberto José Flores dijo que tras haberse quedado sin movilidad, no tiene forma de mantener su economía y “todavía debo algunas cuotas de los pagaré que le firmé a la persona que me estafó”, en referencia al dueño de la empresa Pancho Automotores, ubicada en la avenida Paraguay al 1300, en la zona sur de esta capital.
“Ya me cortaron la luz, seguro me irán a cortar el teléfono y solo espero que vayan a mi casa a cortarme el pasto”, dijo irónicamente.
“Lo contacté al gitano por un amigo que me recomendó la transacción, pero recién ahora me doy cuenta lo mal que hice al contactarlo a este tipo que me perjudicó la vida”, dijo el hombre domiciliado en la localidad de General Güemes.
“Lo único que espero de ahora en más es que se haga justicia y que el estafador pague por todo el daño que le hizo a mi familia. Sería bueno que la gente abra los ojos y se dé cuenta la persona que es este hombre”, concluyó Flores.

"Organización delictiva"

Días después de que el vehículo marca Mercedes Benz 1114 con mecánica 16/20, patente KLI 981, fue secuestrado por el personal de la Brigada de Investigaciones, los efectivos enviaron un informe donde se corroboró que el transporte estaba adulterado.

La conclusión llevada a cabo por los investigadores indicaron que, tras revisar el camión, “nos encontramos ante una organización delictiva que conoce a la perfección las identidades físicas de los vehículos y de esa forma realiza la transformación de vehículos ilegales, como en este caso un vehículo de los llamados "mellizos' a los cuales les incorporan la identidad de un vehículo de circulación legal, por lo que se sugiere mayor criterio, que se realicen las pericias que sean necesarias en el departamento de Criminalística”.

Cabe destacar que este camión adquirido por Flores es el “mellizo” de uno legal que se encuentra en funcionamiento en la localidad chaqueña de Sáenz Peña.

Irregularidades

El abogado del denunciante, Pablo Palacios, indicó que existe una gran cantidad de irregularidades en la empresa Pancho Automotores.

“En el papel de compra y venta figura como dueña Susana Costich (la esposa del gitano). Sin embargo, firma la transacción Francisco Juan, el dueño real de la empresa”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...