Un informe de juristas europeos conocido ayer sobre las elecciones en Venezuela concluyó que “todo el proceso estuvo viciado de nulidad”. El informe está firmado por el Instituto de Altos Estudios Europeos y la Red Internacional de Universidades para la Paz, y recuerda que “en un ambiente de inestabilidad por la muerte de Chávez, Nicolás Maduro tomó el cargo de presidente pese a estar constitucionalmente imposibilitado. “El indicado para cubrir el puesto de Chávez era Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional”, afirmó Claudia Salcedo, especialista en Derecho Internacional.
Pero, en la interpretación hecha de la Constitución, el Tribunal Superior de Justicia aplicó el principio de continuidad administrativa para que no sea necesaria la toma de posesión de Chávez, quien nunca asumió, y se reconozca a Maduro. De esta forma, podría encargarse de la presidencia, pero esto colocó a Maduro en un puesto que lo inhabilitaba para presentarse como candidato. Por lo tanto “la postulación del señor Maduro es nula”. Ante esto, para Salcedo, el proceso “está viciado desde el principio”. Con el objetivo de dar continuidad al gobierno del PSUV, el escenario en este país comienza a mostrar gran inestabilidad, inseguridad política e inquietud ciudadana. “Se observa una abierta y reiterada violación de normas y procedimientos que conduce a acrecentar las sospechas de una suspensión del estado de derecho”, concluye el escrito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...