La agente de policía de Estados Unidos Jessenia Guzmán, de origen dominicano, presentó dos querellas en el Departamento federal de Trabajo por una amonestación recibida por haber dicho una frase en español en horas de trabajo, informaron hoy medios locales. ‘Fue algo natural‘, dijo Guzmán, con trece años en la policía de Nueva York, y que ahora tiene una ‘mancha‘ en su expediente por contestar en español a su compañera de trabajo. ‘Ella iba por café, dijo algo y le respondí (en español)‘, señaló la policía, quien respondía a las llamadas telefónicas en su cuartel
en Manhattan cuando ocurrió el incidente el pasado mayo, que hoy publica la edición digital del New York Daily News. Horas más tarde, su supervisor le llamó a su oficina para informarle de la reprimenda al recordarle que, de acuerdo con las reglas, debía comunicarse en inglés en horas de trabajo. ‘Esta política existe para permitir la debida supervisión del personal‘, señala el memorando enviado a Guzmán, que ahora estará en su historial de trabajo, y firmado por el teniente Richard Khalaf, según el New York Daily News, que obtuvo una copia del mismo. Guzmán, quien reside en el condado de El Bronx, presentó dos querellas por violaciones a las leyes federales sobre el trabajo. Sin embargo, su compañera de trabajo, quien también le habló en español, no recibió sanción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...