selección
Jugador de la Selección Argentina a juicio por la muerte de tres personas

El defensor de la selección argentina de fútbol Hugo Campagnaro atraviesa un duro momento. El fiscal de Instrucción Nº 1 de la ciudad de Río Cuarto, Walter Guzmán, pidió la elevación a juicio de la causa que se sigue en su contra por un siniestro vial ocurrido en el año 2011 en el cual murieron tres personas.

La carátula de la causa es “homicidio culposo agravado por el uso de vehículo automotor y por el número de víctimas” y la hipótesis del fiscal es que, por algún motivo que aún se desconoce, Campagnaro perdió el control de su vehículo 4x4 y se cruzó de carril, causando el siniestro.

El hecho ocurrió el 9 de junio de 2011 en la Ruta Nacional 36 en Río Cuarto. El ex futbolista del Nápoli, recientemente incorporado al Inter de Milán, manejaba una camioneta Toyota Hilux y, según la acusación del fiscal, este se cruzó al carril de enfrente y provocó la colisión con un vehículo Volkswagen Polo que venía por la mano contraria.

Producto del fuerte impacto, fallecieron los dos ocupantes del Volkswagen, el guardiacárcel Héctor Horacio Escudero, de 41 años, y la policía Andrea Soledad López, de 33. También perdió la vida uno de los acompañantes de Campagnaro, Álvaro Castelli, de 23.

En ese momento, el jugador se encontraba de visita en el país, aprovechando un receso del Calcio, y debió poner como fianza bienes por dos millones de pesos para poder regresar a Italia.

Familiares de las víctimas del siniestro realizaron diversas marchas pidiendo justicia y hasta denunciaron que el futbolista ya había participado de otros accidentes automovilísticos, aunque de menor envergadura.

Actualmente, Campagnaro se encuentra en el predio de Ezeiza entrenando con la selección nacional, de cara a los dos partidos que el combinado “Albiceleste” disputará los días 7 y 11 de junio por las Eliminatorias Sudamericanas. El defensor está realizando trabajos diferenciados debido a una lesión muscular que arrastra de sus últimas presentaciones en el Calcio.