San Antonio Spurs, con la presencia de Emanuel Ginóbili, buscará esta noche consolidar de visitante la ventaja que obtuvo en el arranque de la serie final ante Miami Heat, por el título de la NBA del básquetbol de Estados Unidos, en la que está arriba por 1-0.

El segundo partido de la definición (pautada a un máximo de siete encuentros) se jugará desde las 21 de Buenos Aires (20 hora local) en el American Airlines Arena de Miami.

El primer cotejo, jugado en la noche del jueves, favoreció ajustadamente a los Spurs, que terminaron imponiéndose por 92-88.

Ginóbili, el zurdo bahiense número 20 de la franquicia texana, diseñó una aceptable tarea en el primer triunfo, que va más allá de los 13 puntos conquistados.

Es que el escolta del seleccionado argentino fue útil, por ejemplo, en el abastecimiento a otros compañeros (Danny Green, Tiago Splitter) para que éstos marcasen y obtuvieran tantos importantes en momentos clave.

“Fueron claves las cuatro pérdidas de balón. Para ganar un partido en una final de la NBA tenemos que hacer las cosas lo más cercano a la perfección“, sostuvo Ginóbili, el emblema del básquetbol argentino, a la hora de formular un análisis del primer partido.
Si bien consideró ôimportante“ el hecho de haber vencido en condición de visitante, ‘Manu‘ reveló que ôno es definitivo“ para la tendencia que puede tomar la serie.

Además, Ginóbili remarcó: ôEllos (por Miami) con dos días de descanso y nosotros con nueve, nos indicaron una cosa: ellos siguen siendo más rápidos y más fuertes“.

Es que Miami recién avanzó a la final el lunes pasado, en una extenuante definición de Conferencia Este con Indiana Pacers (4-3); mientras que San Antonio venía con un descanso más prolongado al ‘barrer‘ la llave decisiva del Oeste con un contundente 4-0 sobre Memphis Grizzlies.

Ginóbili, quien deslizó que no sabe qué ocurrirá con su futuro cuando finalice la temporada (ôexiste un diez por ciento de chances de que me retire“, destacó), deberá aportar en todos los rubros para que el funcionamiento colectivo de los Spurs se mantenga sin fisuras.

Las otras figuras de la franquicia, el base Tony Parker y el ala pivote Tim Duncan, pugnarán por hacer el resto.

El DT de San Antonio, Gregg Popovich, continuará, casi con seguridad, con el plan de limitar la capacidad de la máxima estrella de la competencia: LeBron James.

En el primer encuentro, el alero, que ya jugó y perdió una final de NBA con Cleveland Cavaliers (precisamente ante San Antonio), cumplió una buena actuación con 18 puntos, 18 rebotes y 10 asistencias, pero fue notablemente marcado por Kawhi Leonard, sobre todo en el último cuarto, y allí las posibilidades de Miami se redujeron a la mínima expresión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...