El dólar paralelo llegó ayer a negociarse a 9,20 pesos y con fuertes órdenes de venta cayó hasta el cierre de la víspera en 8,75 pesos para la venta, con lo que acumulaba una ganancia de 9,37 por ciento en la primera mitad de julio y una brecha de 60,55 por ciento contra el que se ofreció a 5,45 pesos en pizarras de la city porteña.
El dólar marginal, que tocó un máximo histórico de 10,45 pesos para la venta el 8 de mayo y había retrocedido a 8 pesos hasta el cierre de junio, anotaba un alza de 4,17 por ciento ó 35 centavos en las dos primeras ruedas de esta semana.
En tanto, en la Bolsa de Comercio porteña el Certificado de Depósito para Inversión (CEDIN) operaba para su variedad "aplicado", a 800 pesos y para el "no aplicado", a 720 pesos aunque no se registraron operaciones y los precios eran sólo por ofertas de compra.

El dólar también se deslizó al alza en el mercado mayorista, donde la menor liquidación de divisas desde el sector exportador no le permitió al Banco Central sostener el nivel de compras que había registrado en las últimas jornadas.
Fuentes del Banco Central informaron más tarde que la entidad finalizó la rueda con intervención neutra por segundo día consecutivo.
Las reservas internacionales del Banco Central aumentaron ayer 3 millones de dólares a 37.444 millones, una merma 5.846 millones desde los 43.290 millones del cierre de 2012.
El deslizamiento al alza en el mercado controlado directamente por el Banco Central se profundizaba en momentos en que el real brasileño, clave para el país por la magnitud del intercambio comercial con Brasil, operaba en torno de 2,25 por dólar, su nivel más bajo desde abril de 2009.
El euro subía a 1,3117 dólar y aquí subió a 7,23 pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...