Ayer por la tarde, en un descuido de la madre, una niñita de cuatro años cayó a un pozo de 80 centímetros de profundidad que estaba colmado de agua. Cuando la mujer se dio cuenta de la ausencia de la beba salió a buscarla encontrándola en el interior del pozo desde donde la sacó de manera inmediata. 

Fue trasladada al Hospital de Cafayate, a unos 100 kilómetros de distancia, pero la pequeña llegó sin vida. El médico legal de la Policía confirmó que la niña murió por asfixia por inmersión.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...