Lionel Messi se entrenó de modo diferenciado en la primera práctica del seleccionado argentino en Roma, lo que aumentó la incertidumbre en torno a su presencia en el partido amistoso con Italia, que se jugará el miércoles próximo en el estadio Olímpico.

El rosarino se incorporó hoy al plantel en la capital italiana, a la que llegó con una sobrecarga en el cuádriceps de la pierna izquierda sufrida durante la gira que Barcelona realizó recientemente por Asia.

Durante el entrenamiento vespertino en el estadio, el capitán argentino trotó alrededor de la cancha y se movió de manera diferenciada junto al arquero Sergio Romero, el defensor Pablo Zabaleta y el mediocampista Erik Lamela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...