Fueron muchas las personas las que causaron caos en las oficinas del Instituto Provincial de Viviendas.

Por lo menos unas 160 familias decidieron cortar, en dos oportunidades, la circulación vial en avenida Belgrano cuando se quedaron sin números para poder ser atendidos.

Sucede que ayer concluía el plazo para actualizar las carpetas de solicitudes para acceder al sorteo de 500 viviendas del barrio El Huaico.

En la madrugada de ayer, la fila de postulantes llegaba a las dos cuadras del organismo; aunque sólo dieron 50 números para inscripciones y 200 para actualizaciones.

Quedaron fuera más de 160 familias que decidieron tomar la medida de fuerza para reclamar una extensión de plazo o un aumento de números de atención.

Durante el corte, varias personas indignadas no dudaron en afirmar que para se adjudicatario de una vivienda del IPV había que tener privilegios especiales. A media mañana, los vecinos liberaron la calle y se autoconvocaron para conformar una lista con las familias que intentaban acceder al sorteo. Cerca del mediodía, todo hacía indicar que se quedaban sin nada debido a que un cartel que anunciaba que todo el personal del IPV tendría una misa. Endurecieron la protesta. Las autoridades del IPV y los manifestantes llegaron a un acuerdo: previa lista los atenderán lunes y martes.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...