Hace un tiempo la Asociación Salteña de Básquetbol Masculino hizo el pedido formal a la Secretaría de Deportes de Salta para que las instancias finales del certamen anual se disputen en el estadio Delmi. ¿El propósito?, ofrecer a la familia del básquet salteño (o los pocos concurrentes) mejores condiciones de infraestructura. ¿La respuesta?, podrá ser pero solo para algunas categorías acorde a la disponibilidad del esta dio.

La infraestructura en el básquet salteño es un tema de larga data. En su momento se habían anunciado entre bombos y platillos la creación de “al menos” dos pisos con parquet. No se hizo nada, los clubes están cada vez peor. Realidad que va de la mano con la disciplina, pese a esfuerzos aislados y de unos pocos.

Ante la respuesta, a medias, la ASBM tendrá que analizar y tomar una decisión junto con los clubes afiliados respecto a las canchas que se utilizarán para el desarrollo final del torneo, ya que en el Delmi se jugará solo algunos días.

El pedido, que a esta altura parecería una locura, se hizo en un marco donde en vez de mejorar lo que hay se crean playones deportivos acompañados de un discurso idealista en pos de intereses políticos sectoriales. Una lástima.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...