El Gerente General del Hospital Joaquín Castellanos, el doctor Miguel Latigano, negó que haya habido una demora exagerada en la atención de Martín Pastrana, el empleado municipal de Campo Santo, quién falleció en la sala de emergencias, víctima de una ataque cardíaco. De acuerdo a lo que él pudo visualizar en las imágenes registradas por las cámaras de seguridad, la demora entre la llegada del paciente y el ingreso a la sala no es mayor de 4 minutos. “Yo entiendo el dolor de la familia y lo respeto, quizás eso hace ver las cosas de otra manera, pero aquí se hicieron los procedimientos en forma correcta, se intentó su reanimación por unos 50 minutos, no fue posible porque se trató de una ataque masivo al corazón, hubo 4 médicos junto a él y uno de ellos era un cardiólogo” explicó Latigano con respecto a las acusaciones formuladas desde el ámbito familiar, quienes denunciaron falta de atención médica hacia Martín.

Según el facultativo, también fue correcta la derivación desde el Centro de Salud de Campo Santo hacia el hospital. “El paciente al llegar al puesto de salud, aducía fuertes dolores estomacales, por esa razón la enfermera que lo recibió le aconsejó la urgente derivación hacia este hospital, en el centro de salud no cuentan con los medios para tratar estas urgencias, no es que no hayan querido atenderlo” expresó.

El ataque al corazón comenzó a manifestarse durante el fin de semana y se intensificó el lunes por la mañana. “El paciente estuvo todo el fin de semana infartado, fue a trabajar y es seguro que en un esfuerzo el problema se agudizó, hicimos todo lo posible pero lamentamos no haber podido salvarlo”.

Con respecto a la demora en la entrega del certificado de defunción, Latigano explicó: “Nos parecía correcto intentar determinar las causas de la muerte del paciente, porque se trató de una muerte súbita, nuestra intención era realizar una autopsia, para saber exactamente qué provocó el paro cardíaco, por esa razón no se hizo entrega de un certificado, pero frente a la insistencia familiar concretamos la entrega”.

Sobre las denuncias públicas realizadas por el intendente Mario Cuenca con respecto al estado deplorable del hospital, el gerente dijo: “Me gustaría sentarme a conversar con el intendente, no sé que vio en tan mal estado, el hospital es inmenso, nosotros damos prioridad a los sectores de mayor concurrencia, siempre se realizan refacciones y limpiezas, por eso insisto que sería importante conversar en privado con Cuenca”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...