Más allá del clamor popular para que el entrenador de la Selección Argentina Alejandro Sabella convoque al delantero Carlos Tevez para el Mundial de Brasil 2014, existe una historia con fundamentos tácticos y extrafutbolísticos que van en contra del ‘Apache‘, al menos en la consideración del seno del conjunto albiceleste.

Obviamente que nadie puede poner en discusión la capacidad futbolística que el oriundo de Fuerte Apache, campeón con la Juventus en Italia y goleador del equipo.

Sin embargo, sí existen determinados puntos que pueden ser cuestionados desde la óptica del entrenador, por su esquema, pero sobre todo por su idea de unidad de grupo.

Apartado de cualquier análisis futbolístico, vale hacer un poco de memoria para recordar algunos desplantes de ‘Carlitos‘ con la camiseta albiceleste.

‘Jugar en la Selección argentina te quita prestigio‘, fue la frase de Carlos Tevez que quedó grabada en varios jugadores del conjunto nacional desde que la disparó en septiembre de 2011, cuando la herida por la prematura eliminación en la Copa América jugada en casa todavía estaba abierta. 
 
Fue el corolario de varios episodios con el ‘Apache‘ como protagonista, como cuando en en diciembre de 2003, colgado del alambrado de la cancha de Racing, tras la consagración de Boca en el Apertura de aquel año, al compás de La 12, cantaba: ‘La selección/ la selección/ se va a la p... que la parió‘. 
 
En junio de 2012, mientras sus ahora excompañeros remaban por América del Sur para enderezar la clasificación hacia Brasil 2014, Tevez doblaba la apuesta: ‘No extraño a la Selección. Mirándola desde afuera estoy más contento. Me gustó el equipo, pero yo por ahora no quiero estar‘. 
 
Dos palabras tan simple como ‘por ahora‘ colmaron la paciencia de un grupo que veía como desde afuera, Tevez parecía querer elegir el momento en el cual regresar, quizás aprovechando el ‘divismo‘ o el clamor popular que sabe que lo respalda.

Nadie duda de su jerarquía futbolística, pero también es cierto que se transformó en un especialista en ganarse lugares que no estaban reservados para él. 

La primera vez fue en la Copa América de Perú 2004, donde comenzó relegado detrás del tridente César Delgado, Javier Saviola y Cristian González, pero terminó convenciendo a Marcelo Bielsa.

En el Mundial 2006, Hernán Crespo y Saviola eran los titulares de José Pekerman, pero en los cuartos de final contra Alemania fue titular.

Sale Crespo, ingresa ‘Carlitos‘

En la Copa América 2007, Lionel Messi y Crespo atacaban en la formación de Alfio Basile, pero al desgarrarse Crespo, y cuando el reemplazante natural era Diego Milito, volvió a aparecer Tevez.

Para Sudáfrica 2010 se reiteró la historia, porque Diego Maradona no lo tenía entre los titulares y terminó cambiando el esquema a horas del debut para ponerlo como titular.

El punto de quiebre llegó con la Copa América de 2011, cuando Sergio Batista, obediente de directivas superiores de la AFA, lo borró a Tevez de la Selección.

‘Carlitos‘ había estado en el principio de su ciclo, participando de las tres primeras convocatorias (amistosos con Irlanda, el campeón vigente España y Japón).

Pero ya estaba marcado por Julio Grondona, que no le perdonaba a Tevez haber defendido de manera tan encendida el ciclo Maradona, que terminó con escándalo y acusaciones cruzadas entre el mandamás de la AFA, Carlos Bilardo y el ‘Diez‘.

Para Grondona, Tevez era uno de los dos rebeldes que tenía ese plantel. ¿El otro? Gabriel Heinze. Con ambos, Don Julio había discutido en Dublín, en agosto de 2010, cuando Batista todavía era interino.
 
Heinze ya no volvió más tras el cuarto amistoso del ciclo (1-0 a Brasil, en Doha) y Tevez tampoco, aunque ni siquiera estuvo en el clásico sudamericano tras acusar una lesión que, sospechosamente, cuatro días después sí le permitió jugar para su club de entonces, Manchester City.
 
La relación estaba quebrada y sólo se reactivaba con algún cruce mediático, hasta que comenzó un operativo clamor, similar al que quizás se impulsó desde hace algunos meses atrás.

El 30 de mayo de 2011, a un mes de la apertura de la Copa América, Carlitos seguía afuera. Un día después reaparecía en la Selección en una lista preliminar de 26 jugadores.

Finalmente, Batista dejó afuera de la lista a Fabián Monzón, Diego Valeri y Enzo Pérez. Tevez, quedó adentro, y ‘Checho‘ explicó que nunca habían tenido diferencias y elogió al delantero. 

Sin embargo, en octubre de 2013, el técnico de la Selección dio una entrevista televisiva y se sinceró: ‘Hubo presiones externas para que estuviera. Traté de manejarlo hasta lo último, pero era difícil. La presión llegó de arriba, presión de AFA y presión política. Y sí, en ese momento tuve ganas de irme‘. 

Batista cede ante las presiones

El grupo explotó delante del por entonces DT de la Selección argentina, porque nunca fue consultado sobre el regreso de Tevez, contra quien no había nada particular, pero sí molestia por sus manejos y operaciones.
 
Para colmo, Tevez no estaba en buena forma física y eso se trasladó a la cancha, porque fue titular ante Bolivia y Colombia con malas actuaciones que le valieron ser suplente ante Costa Rica.

La historia terminó con la rápida eliminación en 4tos de final ante Uruguay, en Santa Fe, por penales, con todo un simbolismo: Tevez entró en el segundo tiempo y pateó el último, el que certificó otro fracaso albiceleste cuando se lo atajó Muslera.

Con el nacimiento del ciclo de Sabella, la refundación llegó con resultados sin Tevez, por lo que nadie se hizo problema en extrañarlo. Ya no estaba dentro de los ‘Cuatro Fantásticos‘.

Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero, Ángel Di María, Rodrigo Palacio y Ezequiel Lavezzi estarán Brasil 2014. Esta vez, contra su historia, Tevez no.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...