Un operativo de rutina del Ministerio de Trabajo de la Nación en una finca de olivos de Sarmiento decantó en un hallazgo que dejó a la luz una fuerte irregularidad. Luego de abrir un galpón, los inspectores se toparon con 15 personas (4 familias), oriundas de la provincia de Salta y entre ellas 7 niños -entre 1 y 12 años-, viviendo hacinadas y en “condiciones infrahumanas”, que habían llegado para la cosecha de aceitunas, según dijeron desde el Ministerio de Desarrollo Humano, que trasladó el jueves por la tarde a la gente a un lugar seguro que depende de esta repartición.

De la investigación, que en un primer momento se encaró por trabajo ilegal y malas condiciones laborales, también tomó parte la Justicia Federal para saber si se incurrió en el delito de Trata de personas; a la vez que se sumó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea) para verificar si había o no trabajo infantil, siguiendo el protocolo habitual para este tipo de casos. No hubo detenidos y al momento del operativo sólo se encontraba un encargado del predio, según informó Diario Cuyo de San Juan.

La finca en cuestión se denomina Verde Oliva SA. -precisaron las fuentes de la investigación-, que se ubica en la Ruta 153, km 9, Cañada Honda, departamento Sarmiento en San Juan; una zona donde proliferan los diferimientos de este cultivo. La inspección comenzó el jueves temprano y duró hasta las 18 horas.

Vanesa Pringles, directora de Protección para la Persona en Riesgo Social y además encargada del Area de Trata, contó descarnadamente cómo fue el escenario que se encontraron al momento de la constatación: ‘’Estaban en un galpón, muy oscuro, con una sola puerta y sin ventanas. Con alambres y unos nylons estaba dividido el espacio para cada grupo familiar. No había baño, prácticamente nada para que se higienicen. Vivían en condiciones infrahumanas’’, dijo la funcionaria sanjuanina.

Otro dato que se conoció, es que los 7 niños dormían en 2 colchones chicos. Consultadas las fuentes de la investigación, aseguraron que “no hay elementos aún para decir que los niños trabajaban, es algo que habrá que constatar”. Este aspecto no es menor, porque complicaría aún más la situación del o los propietarios del emprendimiento olivícola, que hasta ahora no se conocen.

Por los datos recabados por las asistentes sociales, las 4 familias habrían llegado hace aproximadamente un mes, justo en el comienzo de la cosecha de la aceituna destinada a aceite. El jueves trataban de establecer si era la primera vez que estaban en San Juan o si era una práctica habitual de cada temporada llegar a la provincia. Las autoridades suponen, por la charla que tuvieron con algunas de las personas, que estaban por propia decisión en el lugar, aunque eso no deslinda de responsabilidad a la empresa que debe brindar las condiciones mínimas para que puedan vivir.
Lo que viene

Ahora, el Ministerio de Desarrollo Humano dialogará con las familias para saber si seguirán residiendo en San Juan y en qué condiciones, o si se volverán a su provincia, en este caso Salta. De tomar la decisión de irse, las autoridades locales dijeron que, de ser necesario, se les facilitará el dinero para que viajen.
“La idea es que tomen la mejor decisión, está claro que en las condiciones que estaban no pueden seguir y este hogar es de tránsito. Lo que queremos ahora es que se alimenten como corresponde, se higienicen y que puedan definir su situación”, comentó Pringles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...