Autentico, verborrágico y polémico, Salvador Ragusa se transformó en un ícono del fútbol salteño de las últimas décadas. Desde su llegada, allá por la década del 80, como preparador físico de Central Norte de la mano de Marcial Acosta, para Ragusa, Salta siempre fue su segundo hogar. A principios de los "90 comenzó su romance con Gimnasia y Tiro. Desde entonces, una parte de él se quedó en el Gigante del Norte.

¿Qué significa Gimnasia y Tiro en la vida de Salvador Ragusa?

Todo. Mi casa, el club que quiero con toda mi vida, donde tengo toda mi gente amiga. De todas las dirigencias, esta nueva directiva es medida, son serios, te dejan trabajar, como las anteriores. No los veo tan nerviosos, no se vuelven locos cuando pierden ni cuando ganan. Van por buen camino, quieren transformar al club.

¿Qué considera que le falta al futbolista local, en general, para despegar?

Yo creo que con voluntad todo se puede. Hay calidad, hay madera. Pero el jugador norteño es conformista. Con el solo hecho de debutar en primera ya se conforma, en general. En primera debutan un montón, pero muchos se quedan en el camino.

¿Qué le falta a este Gimnasia para conseguir un ascenso?

Yo soy consciente que si pierdo seis partidos, me voy. Vamos a hacer un proceso. Ahora viene un torneo que tiene cuatro ascensos. De seguro bajarán Talleres de Córdoba y Gimnasia y Esgrima de Jujuy, clubes que tendrán la presión de volver muy rápido. Me gusta el nuevo formato del torneo. En un año le podré dar más experiencia a mi equipo. Tenés que ser muy malo para descender entre treinta equipos. Quizás yo arme este equipo y lo termine dirigiendo Sergio Plaza. Lo que viene va a ser una carnicería. En cuatro meses esto será una lotería, pero nosotros tenemos una ventaja, porque tendremos una base. Ahora vamos a tratar de reforzar con seis o siete jugadores. Acá tiene que haber un proceso serio de cuatro años para ver a un equipo salteño en Primera División.

¿Cómo vislumbra el futuro de Sergio Plaza como director técnico?

Le falta todavía. Sergio es un chico con mucha experiencia en el fútbol, pero le falta en la dirección técnica. Gustavo Alfaro arrancó como ayudante de campo, estuvo muchos años aprendiendo y ahora es uno de los mejores técnicos del fútbol argentino. Con dedicación, Plaza puede ser un gran DT, al igual que Renato Riggio.

A su juicio, ¿cuánto tiene que ver el rol de los dirigentes en el mal presente del fútbol salteño?

Acá el dirigente quiere descubrir a los jugadores. Y en muchos casos están totalmente equivocados: ellos tienen que preocuparse por ver en qué condiciones está el club, cuáles son sus necesidades, si las inferiores tienen pelotas. El dirigente acá, y pasa en todo el norte, cree que puede armar el equipo. Puede opinar y debatir, pero la decisión debe tenerla siempre el técnico. Ahora todos se manejan viendo videos de jugadores por Youtube, que en su mayoría siempre están editados y te muestran las mejores jugadas. En un video no tenés un solo partido entero para analizar el funcionamiento de un jugador que te interese contratar.

¿Qué siente cuando algunos lo tildan de técnico “vende humo”?

En todos lados están los que me tildan de “vende humo”. Yo me río, porque la realidad es otra. Al que habla mucho siempre lo tildan de eso. A todos los que piensan que yo soy un vende humo los invito a que debatan conmigo de fútbol. Yo laburo, no me hice entrenador charlando en un café, como hoy hacen muchos técnicos. Me gusta mucho interactuar con la gente, tener contacto directo. Uso mucho las redes sociales y la mayoría de la gente me expresa su afecto y su respeto.

Del Tata Martino y su pasión por el canalla

El Profe recordó también con nostalgia a los amigos que le dejó el fútbol en su Rosario natal, ciudad cuna de grandes. Dirigiendo a la vecinal La Guardia en Baby Fútbol, yo me llevaba jugadores rosarinos para Newell's, siendo hincha de Rosario Central. Cuando trabajé en Newell's salía de mi casa con un buzo con los colores de Rosario Central, en el camino me cambiaba atrás de un árbol y me ponía el buzo con los colores de Newell's para llegar al club”, contó Ragusa la manera en la que vivía en su juventud la convulsionada y acérrima rivalidad entre canallas y leprosos que divide en dos a la ciudad de La Bandera. “Al buzo me lo sacaba después del entrenamiento para volver a mi barrio, porque mi familia no me lo perdonaba. Mi papá tenía una almacén en el barrio, y cuando ganaba Newell's le traían un cajón de muerto pintado de Rosario Central. También le pintaban las persianas del negocio. Era una locura”.

Por su parte, Ragusa relató cómo conoció a Gerardo Martino, rosarino identificado con la vereda de enfrente, que hasta ayer era entrenador del Barcelona de España. “En aquella época en Newell's aprendí mucho del Indio Solari y de Bernardo Grifa. Fui PF en una sexta división en la que jugó el Tata Martino. Recuerdo que al Tata lo esperábamos para entrenar de 6 a 7 de la tarde, porque tenía doble escolaridad. Siempre llegaba a los entrenamientos con el padre en un Fiat 600 marrón”.

Ragusa fue mencionado en el primer capítulo de la biografía autorizada de Martino que saldrá próximamente a la venta.

EL PERFIL

Nombre: Salvador Ragusa
Fecha de Nac: 11/07/54
Lugar: Rosario (Santa Fe)
Edad: 59 años
 
Como DT: 1989 Central Córdoba de Rosario; 1989 a 1991, Gimnasia (J); 1991 a 1992 Instituto (Cba); 1992 a 1993 Gimnasia (J); 1993 a 1994 Talleres (Cba); 1994 C. Córdoba de Rosario; 1995 Juventud Antoniana; 1995 Chaco For Ever; 1996 Gimnasia y Tiro; 1997 Guabirá de Bolivia; 1997 Atl. Tucumán; 1998 Blooming de Bolivia; 1998 a 1999 San Martín (Mza); 1999 Gimnasia y Tiro; 2000 Tiro Federal (R); 2000 Guabirá de Bolivia; 2001 Luján De Cuyo; 2001 Racing (Cba); 2001 a 2002 Aucas (Ecu); 2002 Ambatos (Ecu); 2003 Cuencas (Ecu); 2004 Atlanta; 2004 San Martín (SJ); 2005 Olmedo (Ecu); 2006 Gimnasia y Tiro; 2007 a 2008 Espoli (Ecu); 2009 Azogues (Ecu); 2009 Sport Herediano (Costa Rica); 2010 U. Tecnológica de Cotopaxi (Ecu) ; 2010 Gimnasia y Tiro; 2011 Gimnasia (J), 2012 Racing (O); 2012 C. Córdoba (SdE): 2013 -     presente, Gimnasia.    

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...