El Gerente General del hospital Joaquín Castellanos, el doctor García Barni, logró que los manifestantes, unas 15 personas en total, levantaran la carpa que se había instalado en la cercanías el portón de acceso al nosocomio, garantizando el cumplimiento de la promesa realizada por personal del sector contable del Ministerio de Salud, sobre un estudio individual de cada caso, a fin de iniciar a partir del mes de junio, la paulatina incorporación de las personas que se encuentran trabajando en negro.

El listado del total del personal en condiciones irregulares está conformado por 54 empleados que prestaban sus servicios, además del hospital, en distintos centros de salud. Luego de un cambio en la gerencia, que para muchos se trata en realidad de una intervención, el grupo de trabajadores sintió que peligraba su inestable fuente laboral y se pusieron en alerta, este temor los llevó a realizar una manifestación en el exterior del hospital.

Una semana antes, desde el Ministerio de Salud, les aseguraron que todos serían incorporados a la planta de personal, les pidieron un poco de paciencia, debido a que esta situación comenzaría a ser modificada a partir del mes de Junio. En principio la propuesta fue aceptada, sin embargo una semana después decidieron comenzar una lucha frente al temor de que la propuesta no sea cumplida.

El viernes por la noche, esta propuesta fue ratificada y respaldada por la gerencia, en un intento por lograr que la medida fuera levantada. Los manifestantes aceptaron el compás de espera hasta junio, tiempo en el cual la situación de cada uno de ellos debería comenzar a cambiar.

Cruce mediático

Esta protesta generó en forma inesperada, una serie de cruces mediáticos entre la clase política, que fue más allá de la problemática hospitalaria. “Esto pasa porque ellos aparecen recién ahora, cuando las papas queman. Hacen declaraciones, realizan acusaciones, plantean soluciones, pero no conocen a fondo el problema, entonces se equivocan y terminan en escándalos mediáticos. Nosotros los invitamos desde un principio a participar de las primeras reuniones, cuando aun las cosas estaban tranquilas, sin embargo ninguno apareció, cuando la gente comenzó a opinar y a preguntar donde estaban el ejecutivo, los concejales o legisladores, recién aparecieron pero solo para pelearse entre ellos”, expresó el Secretario General de ATE José Arce, gremio que se retiró del conflicto cuando los manifestantes no cumplieron con la promesa que realizaron al Ministerio de Salud, de esperar 45 días, dando inicio en forma unilateral a la carpa de la salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...