A pesar de los reclamos de vecinos y productores de la zona, desde hace dos meses el peligroso cruce de las rutas nacionales 34 y 16, en Río Piedras, sigue sin iluminación. 

Se tornó nuevamente inseguro debido a que dejó de funcionar el necesario sistema que fue inaugurado en marzo de 2011, luego de protestas de los vecinos por los accidentes que se cobraron víctimas y heridos.
Se trata de un sector muy transitado, en el que se instalaron comercios y permanentemente se observa a camiones estacionados en las banquinas, lo que representa un riesgo debido a que quitan visibilidad.
Los vecinos de Metán, El Galpón y Río Piedras incluso reclamaron la construcción de una rotonda para tratar de ordenar el tránsito.
En las obras de iluminación se invirtieron $390.000. El Tribuno recorrió nuevamente la peligrosa intersección, confirmó que las luces no se encienden de noche y que reina una oscuridad total en el sector. Solo existen tres luminarias del sistema que se encienden en la zona norte.
“Ese cruce es un peligro, mucho más ahora que se encuentra sin iluminación desde hace dos meses y que hay camiones en las banquinas”, dijo un productor metanense que recorre el sector todos los días.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...