“El fallo no me sorprendió, lo esperaba”. Con estas palabras la presidenta Cristina Fernández de Kirchner abrió anoche la cadena nacional en la que se refirió a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos de no aceptar el caso de la Argentina contra los fondos buitre, y durante la cual ratificó que el país honrará la deuda acordada con los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010. 

La mandataria, no obstante, no develó cuál será la estrategia a seguir respecto de los bonistas que no aceptaron reestructurar su deuda y hoy tienen un fallo definitivo a su favor.
En un mensaje por cadena nacional previamente grabado, la jefa de Estado advirtió que de cumplirse el fallo del juez Thomas Griesa (que obliga al país a pagar a los fondos buitre) no solo el país debería pagar 1.500 millones de dólares en efectivo (los economistas hablan de 1.330 millones de dólares), sino que otros bonistas que no entraron al canje podría hacer reclamos por 15.000 millones de dólares, que representan “más de la mitad de las reservas del Banco Central”.
“Es algo absurdo e imposible que un país destine más del 50 por ciento de sus reservas a pagar a acreedores”, indicó, y reconoció que si el 92% que entró al canje formula un reclamo y un juez les da la razón “la posibilidad más cierta es que la reestructuración de 2005 y 2010 se caigan como un castillo de naipes y con él la República Argentina”.
La jefa de Estado aseguró: “No estoy sorprendida, ni enojada, estoy muy preocupada”, y reveló que dio instrucciones al Ministerio de Economía y al Banco Central para que se cumpla efectivamente con el pago de 900 millones de dólares de deuda que vence el 30 de junio y que podría ser embargada por el fallo de la Corte norteamericana.
Sostuvo que la resolución del máximo tribunal de los Estados Unidos “no solo es contrario a los intereses de la Argentina sino del 92% de los acreedores que creyeron” en el país y entraron a los dos canjes.
Agregó que el fallo afecta “al sistema y el funcionamiento económico y financiero global” y que “es la convalidación de un modelo económico que va a producir tragedias a nivel mundial”.
En su exposición, la jefa de Estado dijo que el fondo NML de Paul Singer favorecido por el fallo de la Corte compró bonos por 48,7 millones de dólares en 2008 y que ahora estaría habilitado a cobrar 832 millones.
“Esa ganancia representaría una tasa de retorno del 1.608% en dólares. Ni el crimen organizado gana tanto en tan poco tiempo”, sostuvo.
Tras el fallo de la Corte Suprema de EEUU las acciones argentinas en la Bolsa de Nueva York cayeron un 14,5% (las de YPF cerraron -11,93%, lo que le ocasionó una pérdida de US$ 1.545,72 millones), el dólar blue se disparó a 12 pesos y el riesgo país subió hasta los 800 puntos.

Presión al juez

Los fondos buitre ya presionan al juez Griesa para que obligue a la Argentina a pagar la deuda. El fondo NML Capital, del magnate Paul Singer fue el que hizo el pedido en el Juzgado de Nueva York.
 Singer indicó que “la Corte más alta de EEUU ha hablado. Ahora, es el momento para que Argentina honre sus compromisos con sus acreedores para beneficiar tanto a la economía, como su posición internacional”. Esta idea fue puesta en un comunicado dado a conocer por las cadenas internaci

LOS PASOS DE LA CAUSA

2001 

- 23 diciembre. En medio de una severa crisis económica y política, Argentina declara el cese de pago de su deuda soberana por 102.000 millones de dólares. 

2003 

- 22 septiembre. Argentina ofrece reestructurar deudas por 94.302 millones de dólares. Propone pagar a los acreedores una reducción del 75% del valor nominal.

2005 

- 17 enero. Argentina pone en marcha el período de suscripción al canje, que concluye el 25 de febrero. 

- 3 marzo. La adhesión es del 76%. Refinancia bonos por 81.800 millones, con una quita de 65,4%. No ingresan acreedores con títulos por 20.000 millones. Fondos de inversión anuncian acciones legales. 

2010 

- 15 abril. El Gobierno reabre el canje de deuda soberana. El canje cierra el 23 de junio con una adhesión del 66%.

2012 

- febrero. El juez federal estadounidense Thomas Griesa sentencia que los acreedores que no entraron en los canjes merecen igual trato que los que aceptaron.

- 26 octubre. Un tribunal federal de apelaciones de EEUU falla en contra de Argentina por un caso de discriminación hacia los bonistas. La deuda con ellos se calcula en 1.330 millones. 

- 22 noviembre. El juez Griesa falla a favor de los fondos y ordena al país a pagarles 1.300 millones antes del 15 de diciembre. 

- 26 noviembre. Argentina recurre ante la Corte de Apelaciones de Nueva York la decisión del juez Griesa. 

2013 

- 25 junio. El país presenta una apelación ante la Corte Suprema de EEUU contra el fallo de Griesa. 

- 23 agosto. La Corte de Apelaciones de Nueva York confirma el fallo de Griesa que obliga a la Argentina a pagar a los fondos 1.300 millones de dólares. 

2014 

-16 junio. La Corte Suprema de EEUU no acepta tratar la apelación argentina.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...