Los jugadores del seleccionado uruguayo fueron recibidos en Montevideo, Uruguay, por el presidente José Mujica y cientos de hinchas que vitorearon y gritaron sus nombres tras la eliminación del sábado, a manos de Colombia, por los octavos de final del Mundial Brasil 2014, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.
Los futbolistas y el entrenador, una vez que descendieron del avión en el aeropuerto de Carrasco, a unos 20 kilómetros de Montevideo, fueron saludados por Mujica y ovacionados por los simpatizantes, entre los que había muchos niños con sus padres vistiendo la camiseta de la selección, portando carteles y globos de colores celestes y blancos.

Entre aplausos, gritos y el cántico clásico “Uruguay, Uruguay, Uruguay” de los hinchas, los futbolistas y el técnico traspasaron una puerta y saludaron cordialmente a poca distancia y separados apenas por un vallado y una custodia policial.
Durante el recibimiento de los jugadores, Mujica no logró controlarse y despotricó duramente contra la FIFA, por la sanción a Luis Suárez. “Son una manga de viejos hijos de puta”, lanzó ante las cámaras de televisión. Y agregó: “Podían haber sancionado, pero no sanciones fascistas”.
Algunos jugadores, muy emocionados, se acercaron a los simpatizantes para firmar autógrafos, le dieron la mano y se tomaron fotografías.

El zaguero central Diego Godín, autor del gol del triunfo sobre Inglaterra en la fase de grupos (el D) por 1-0 que le dio el pase a octavos de final, sostuvo: “Esto es hermoso. Estoy orgulloso de nuestra gente y de ser uruguayo”.
Por su parte, el volante Egidio Arévalo Ríos, afirmó: “Es importante el cariño que tienen con nosotros. Estamos agradecidos. Esperemos que la próxima sea mejor para todos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo va a terminar el clásico entre Juventud y Gimnasia y Tiro?

Gana el santo
Gana el albo
Empate
ver resultados

Importante ahora

cargando...