Carlos Bilardo estará el domingo ante su tercera final mundialista ante Alemania, aunque esta vez lo hará de su rol de coordinador de las selecciones nacionales de la Argentina.
A los 76 años, Bilardo tendrá el domingo en el Maracaná una nueva oportunidad de levantar la Copa del Mundo que jamás alzó, ni cuando fue el entrenador del campeón en México ’86.
Ese 29 de junio de 1986, Bilardo, tras el histórico 3-2 ante la Alemania de Franz Beckenbauer, fue dándole prioridad a los futbolistas para que disfrutaran de ese momento mágico de tomar y besar la Copa, pero cuando se quiso acordar ya se había acabado el tiempo en el palco de honor.

Fiel a su propia filosofía, el director técnico consideró que ese episodio podía tratarse de una señal del destino y se propuso volver a conquistar un título del mundo a nivel selecciones y el intento esa vez pegó en el poste y salió, porque los germanos prevalecieron ante los de la AFA en la final de Italia ’90 por 1-0.

Ya como coordinador de la selecciones nacionales, el Narigón sufrió a los teutones en los cuartos de final de Sudáfrica 2010 y el 4-0 marcó la eliminación del elenco que conducía Diego Maradona.
Ese capítulo en territorio africano terminó de la peor manera, porque tras el alejamiento de Diego y su cuerpo técnico Bilardo decidió continuar en funciones, razón por la que el Diez lo acusó de traidor y lo puso en su lista de enemigos crónicos.

Bilardo también siguió como coordinador durante y después del ciclo encabezado por Sergio Batista hasta la Copa América de Argentina 2011.
Y así se llegó a este momento liderado por Alejandro Sabella, quien fue uno de sus jugadores preferidos en Estudiantes de La Plata, y quien más se le parece como entrenador.

Por lo tanto, el domingo Bilardo tendrá la ocasión de saldar una cuenta pendiente y a ese día llegará plenamente convencido de sujetar la Copa y elevarla, como si se tratara de un moño para tantos años dedicados apasionadamente al fútbol. Claro que todo dependerá de que se imponga este seleccionado ordenado, solidario y combatiente, de Sabella, Lionel Messi y Javier Mascherano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...