El pasado martes, cuando se anunció en conferencia de prensa la rescisión del contrato con la operadora Ecotren, el ministro de Turismo, Mariano Ovejero, afirmó que "el Tren a las Nubes será parte de un plan integral de desarrollo ferroviario".
Sobre esa línea, el secretario de Servicios Públicos ponderó "el trabajo encarado por el gobernador Juan Manuel Urtubey para la reactivación de los distintos ramales" y resaltó, en particular, una licitación que se convocó con recursos nacionales, a través de Belgrano Cargas, para recuperar 26,8 kilómetros de rieles del C-14 en la Puna salteña. "La inversión prevista es de $100 millones", precisó el funcionario y adelantó que "en Tolar Grande ya se acopiaron 11 mil metros lineales de rieles" para los trabajos que estarían prontos a iniciarse en el tramo cordillerano que se extiende desde el citado pueblo andino, por Caipe, hasta Socompa.
Aunque el recambio de vías ayudará a que vuelvan a circular cargueros entre Salta y Antofagasta (Chile), no corregirá las peligrosas deficiencias que estudios técnicos desarrollados en 2007 hicieron notar en los 217 kilómetros del ramal C-14 que utiliza el Tren a las Nubes desde la ciudad de Salta hasta el viaducto La Polvorilla.
La última renovación completa de vías, en el trayecto del servicio ferroturístico que administrará el Gobierno, se inició en septiembre de 2007 y quedó finalizada en mayo de 2008, con una inversión total de $25 millones, incluyendo los costos de los materiales, insumos y mano de obra.
También se recambiaron entonces más de 26 kilómetros de rieles (53 mil metros lineales de vías) que fabricó en España para el C-14 la compañía Acelor y se instalaron nuevos durmientes quebracho provistos desde Taco Pozo (Chaco), eclipsas, tirafondos y bulones de sujeción en el tramo que se extiende desde Puerta de Tastil y Mesetas.

Los constantes problemas del T...

Es llamativo que una obra casi idéntica, siete años después, haya sido presupuestada por $100 millones (un 300% más) en la licitación 12/44 que Belgrano Cargas abrió el pasado 25 de junio.
Es cierto que desde enero de 2007 hasta la fecha se acumularon fuertes incrementos de precios, pero la diferencia de costos ni siquiera cierra con los índices inflacionarios más altos, que midieron consultoras privadas y difundió el Congreso. Según esos valores, sustancialmente más altos que los del Indec, la inflación acumulada desde enero de 2008 hasta hoy no superó el 200%.
Con una comparación mucho menos discutida, como es la del dólar, también salta una diferencia de precios del 54%. Al cambio oficial de fines del 2007 ($3,14), la obra que licitó la Provincia entonces con un llamado internacional costó poco más de 7,9 millones de dólares, mientras que los trabajos que acaban de licitarse a través de Belgrano Cargas en el C-14 costarán (al actual cambio oficial de $8,19) más de 12 millones de dólares.
Y más aún, el artículo 22 del pliego de condiciones particulares, que puede verse en el sitio http://www.bcyl.com.ar, establece que Belgrano Cargas y Logística pondrá por su cuenta los materiales e insumos para la sobrevaluada obra ferroviaria.
El crítico informe
El recambio de vías ejecutado entre septiembre de 2007 y mayo de 2008 fue apurado por un crítico informe que elaboraron expertos en ingeniería ferroviaria. Siguiendo sus recomendaciones, debían renovarse a corto plazo otros 60 kilómetros de rieles entre Salta y La Polvorilla para evitar descarrilamientos del Tren a las Nubes. Las advertencias técnicas, según parece, no merecieron mayor consideración, porque hasta hoy, el trayecto del servicio turístico no tuvo otro recambio general de vías y durmientes como el que se recomendó, hace siete años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...