basquet
Allanamiento en la CABB
Ayer, la Inspección General de Justicia (IGJ) allanó la sede de la entidad por las denuncias de irregularidades financieras y administrativas realizadas por los jugadores del seleccionado nacional durante la semana pasada.
Los principales referentes de la Generación Dorada, entre ellos el capitán Luis Scola y el escolta Emanuel Ginóbili, denunciaron a la dirigencia del básquetbol argentino por desmanejos que llevaron a la confederación a una severa crisis económica, financiera e institucional en los últimos años.
Además, exigieron la realización de una auditoría para conocer el estado de las cuentas de la entidad, cuya deuda fue estimada en un monto superior a los 20 millones de pesos. El incumplimiento alcanza a los empleados de la institución, a los jugadores del seleccionado y puso en riesgo la participación del equipo en el próximo Mundial España 2014 por el atraso en el pago de los seguros de las figuras que actúan en la NBA.
Zanni renunció
Apenas unas horas después de haber confirmado su permanencia en el cargo, el dirigente Daniel Zanni modificó su postura y decidió renunciar a la presidencia de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), acorralado por las críticas de los integrantes del seleccionado y por la afligente situación económica que atraviesa la institución.
El dirigente santiagueño "reconsideró la situación y se dio cuenta de que lo más saludable era dejar su cargo". "Lo pensó bien. No quiso ser una molestia en la reestructuración del básquetbol argentino y prefirió alejarse, después de charlarlo con familiares", agregó un vocero.
En principio, el chaqueño Ricardo Siri, vencido en las elecciones de la CABB a principios de julio, tomará el puesto vacante. Pero el ex vicepresidente también es motivo de cuestión de parte de los integrantes de la Generación Dorada.