La Selección Argentina en estos momentos está viajando rumbo al estadio Mané Garrincha de Brasilia. Y durante ese trayecto, alguien de la delegación albiceleste envió un mensaje que confirmaba que el DT Alejandro Sabella hará tres variantes para jugar hoy con Bélgica y no dos como estaba previsto. El tercer cambio es el que ya se venía comentando en las últimas horas: Lucas Biglia por Fernando Gago. Los otros dos ya estaban confirmados de antemano: Martin Demichelis por Federico Fernández y José María Basanta por Marcos Rojo.

De esta manera la Selección formará con: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Diego Garay, Martín Demichelis y José María Basanta; Lucas Biglia, Javier Mascherano y Angel Di María; Ezequiel Lavezzi, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. Esta formación será oficializada por la FIFA una hora antes del encuentro. De esta manera el “socio” de Lionel Messi irá al banco de relevos.

Comenzó el ingreso de los hinchas

De apoco las calles de Brasilia se van tiñendo de celeste y blanco, la ciudad más moderna de todos en Brasil, y que fue diseñada el célebre arquitecto Oscar Niemeyer. Los hinchas argentinos vienen copando cada uno de los estadios en los que juega el equipo de Sabella y hoy no será la excepción.
La Policía de Brasil espera que lleguen a la ciudad unos 100.000 argentinos. Pero la estimación de la Embajada argentina en el país vecino son diferentes. El embajador, Luis Kreckler, aseguró que arribarán alrededor de 60.000 hinchas. Las autoridades de la FIFA consideran que unos 20.000 tienen entradas.

Debido al aluvión de hinchas argentinos, la Policía de la Argentina y de Brasil decidieron en conjunto reforzar la seguridadd en las rutas de acceso a Brasilia, en el aeropuerto internacional Juscelino Kubitschek y en las inmediaciones del estadio nacional Mané Garrincha.
En la ciudad hay 4000 efectivos policiales para resguardar el orden. Al igual que en los cuatro partidos anteriores que jugó el equipo de Sabella, las fuerzas de seguridad intentarán controlar y evitar el ingreso de los barras argentinos al estadio.

Desde que comenzó el Mundial, 39 barras fueron deportados. Los detuvieron en los diferentes ingresos al país o en las entradas de los estadios. Uno de los pocos que sigue ingresando a las canchas sin problemas y disfrazado es Pablo ‘Bebote‘ Álvarez, el jefe de la barrabrava de Independiente.

El estadio ‘Mané Garrincha‘ tiene lugar para 69.349 personas. Una gran cantidad de asientos estará copada por los hinchas argentinos que arribaron a Brasil llevando la pasión a cada una de las ciudades sedes donde jugó la Selección.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...