La Sala I del Tribunal de Juicio condenó a C.H.G. a nueve años de prisión por resultar autor penalmente responsable del delito continuado de abuso sexual con acceso carnal, en perjuicio de su sobrina (menor de edad). Los jueces ordenaron que el imputado continúe privado de su libertad en la unidad carcelaria local.

C.H.G. fue denunciado por la madre de la menor. El imputado es cuñado de la denunciante y tío de la niña.

Los hechos por los que C.H.G. fue condenado ocurrieron en 2013, cuando la menor tenía 11 años. Entonces su madre comenzó a notarla extraña: no quería comer, no salía, no hablaba con nadie, no quería ir a la escuela y decía que veía sombras que le pegaban.

Ante la insistencia de su entorno por saber qué le ocurría, la niña contó que el concubino de su tía (hermana de la denunciante) había abusado reiteradas veces de ella cuando se quedaba a dormir en casa de su abuela. La menor narró que tenía miedo porque el imputado la había amenazado con matar a toda su familia si hablaba. También le había dicho que si contaba lo ocurrido, sus primos se iban a quedar sin papá porque él iba a ir a la cárcel.

La niña narró además que no quería salir porque veía el auto de C.H.G. parado afuera de su casa o de la escuela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...