Silvia D'Auro, la ex esposa de Jorge Rial, generó un gran revuelo cuando declaró que "los chicos adoptivos tienen una historia' y como creen que fueron robados tienen una tendencia a ser ladrones".
Muy dolido, el conductor le dedicó unos minutos del pase con Oscar González Oro y de su programa radial al tema en La Red: "No me sorprende. Yo escuché cosas peores dichas por ella a una de mis hijas. Quiero decir algo: mis hijas conocen su historia; no tienen dudas de nada. Adoptar es un milagro maravilloso. Yo no sé si soy buen padre, pero hago lo que puedo. El sábado, cuando vi la nota de Perfil, vi a Rocío temblar. Yo lloro todos los días. Te cansa esto".
Rial se quebró y González Oro le dio un brazo: "Pido disculpas por esto, pero es muy duro recibir todos los días un cañonazo de éstos. Yo no quiero llorar porque mis hijas no quieren que llore. Mis hijas vivieron un infierno, y hoy están felices. Me hubiese encantado que la periodista que la entrevistó, Fernanda Iglesias, la hubiese parado. Mis hijas están mejor que yo. Esto es muy duro".
¿Cómo empezó este nuevo conflicto con su ex? "Morena está rearmando su rompecabezas sola. Le pidió para su fiesta de 15 fotos de su infancia que están en la casa y no se las quiso dar. Explotó todo por pedir sus fotos de la infancia. Nadie quiere borrar a nadie de la vida de nadie. Mis hijas se ven con los tíos, se ven con la familia. Yo lo lamento porque está haciendo mucho daño a mis hijas", dijo el conductor de Intrusos.
Rial le dedicó unas palabras a las personas que buscan adoptar un chico: "No le hagan caso, es mentira, sigan porque es un milagro. Les pido disculpas a los padres del corazón y a los que lo quieren serlo. Les quiero decir a todos los que están en búsqueda de una adopción que no le hagan caso. Tener un hijo es el milagro más grande que hay. Que esto sirva también para los legisladores porque hay muchos padres que quieren adoptar".
Además, contó que se levantaron muchas voces en contra de su ex mujer: "Hay organizaciones que quieren hacer algo. Lo que dijo fue muy fuerte. Lloro todos los días. El dolor es muy fuerte y la herida es una herida muy fuerte".
Afortunadamente, tanto él como sus hijas tienen contención: 'Les agradezco a los amigos que están cobijando a mis hijas de una manera increíble. Ellas están creciendo como crece un chico común, sin ninguna diferencia, aunque con mucho dolor y mucho trabajo. No van a poder con nosotros, estamos muy fuertes, tenemos mucho amor. Lamento todo lo que está pasando porque es una locura. Quiero decir que igual esto no es lo peor que he escuchado'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...