Rosario de Lerma
Rosario de Lerma: el cementerio del pueblo está casi colapsado
El camposanto del viejo pueblo no tiene lugar para tantos féretros. Hoy la ciudad busca un nuevo espacio para las nuevas sepulturas.
El cementerio tiene alrededor de 150 años, es uno de los más antiguos de esta parte de la provincia. En apenas dos hectáreas descansan en paz en su morada eterna alrededor de 15 mil tumbas. Se estima que en pocos meses no cabrá un alma más en el predio llamado "Sagrado Corazón de Jesús".
El dilema surge porque no hay espacios en toda la ciudad para un nuevo cementerio público. Los precios de los pocos terrenos existentes están por las nubes, sobre todo si es el Estado el oferente de un espacio acorde a los menesteres del pueblo.
"Nuestro cementerio histórico tiene 2.400 y 887 nichos. Lo único que se está ocupando en la actualidad son las parcelas adquiridas por deudos que aún tienen espacio. Está colapsado el camposanto rosarino, ni siquiera se pueden construir nuevas covachas", contó a El Tribuno Demetrio Alancay, responsable administrativo del Sagrado Corazón.
Según las cifras del cementerio, por año se depositan entre 120 y 150 féretros, los restos mortales de hombres superan a las mujeres.
Hay todo tipo de tumbas y mausoleos con diferentes estilos arquitectónicos. Inclusive el cementerio ofrece un llamativo paseo ilustrativo que guía a los visitantes, estos puntos incluyen sepulturas con preciosas advocaciones religiosas y las conocidas tumbas "paradas", de origen incier to.
"Es un tema delicado. Hay gente que debe pedir prestado los espacios a otras familias para depositar a sus seres queridos fallecidos. Culturalmente nuestros cementerios son espacios que representan un sentimiento muy profundo en la creencia de la gente. Los vecinos al enterarse de este problema manifestaron su preocupación", sentenció Alancay.
El cementerio está ubicado en un sector densamente poblado, a dos cuadras del centro de la ciudad, se accede por el ingreso principal de la localidad. Además de pequeño, su locación es incomoda, por lo que hubo varios proyectos para relocalizarlos pero nunca se concretaron porque no hay terrenos disponibles.

Una posible solución
La adquisición de dos hectáreas fuera de la ciudad implica invertir una fortuna y, si bien la expropiación sería una solución, nadie la plantea. Lo cierto es que el municipio tenía la idea de deshacerse de un inmueble donde hay un banco para concretar la mudanza; pero el Concejo Deliberante todavía no decidió sobre esta situación.
Según la Municipalidad, "la comuna no puede afrontar semejante costo de adquirir un terreno para un cementerio nuevo, menos con los montos exorbitantes que piden".
La escasez de terrenos para viviendas y loteos siempre fue un problema en Rosario de Lerma y el boom inmobiliario provocó la suba desmedida de terrenos. Todos quieren realizar loteos privados y cuando se pretende acceder a un predio de varios metros cuadrados los precios llegan al cielo por la falta de una ordenanza que divida al ejido urbano del rural. Esto genera que los terrenos cercanos al centro tengan el mismo costo que una hectárea junto al río, donde no hay luz, agua ni gas.