Un lunes de miércoles. Así fue la mañana accidentada que tuvo ayer el plantel de Boca en el complejo Pedro Pompilio, porque si bien el entrenador Carlos Bianchi recuperó a Daniel "Cata" Díaz después del golpe de la semana pasada, perdió al delantero Jonathan Calleri por una distensión abdominal para el debut frente a Newell''s y deberá esperar por el defensor Juan Forlín.
El parte médico tras la práctica matutina también incluyó al arquero Agustín Orión, aunque en su caso se trató de unas líneas de fiebre producto de una gastroenterocolitis, que en principio no lo privaría de estar en el estreno.
Lo de Calleri es más grave, porque después del choque en el que también resultó afectado Cata Díaz, el atacante que llegó desde All Boys tuvo molestias constantes en la cresta ilíaca.
Sin embargo, ayer después de nuevos estudios en la zona se confirmó que tiene una distensión en el músculo oblicuo del abdominal izquierdo, lo que lo deja fuera del debut frente a la lepra, cuando se venía perfilado para pelear un lugar entre los titulares.
Ayer por la mañana en la cancha 1 del complejo Pedro Pompilio, Boca volvió a entrenar tras la postergación de la primera fecha y, después del triunfo frente a Quilmes en el último amistoso de pretemporada, el sábado, con gol de Juan Manuel "Burrito" Martínez.
A diferencia de lo que sucede generalmente en el primer día de trabajo semanal, donde no suele haber muchas noticias porque los jugadores solo realizan trabajos físicos, la mañana fue muy "movida".
Es que además de la novedad de Calleri, otros dos jugadores titulares en la consideración del entrenador no pudieron terminar la práctica y la abandonaron por diferentes motivos. Lo de Agustín Orión fue lo más leve, ya que tenía fiebre y lo mandaron a la casa por precaución.
La mayor precaución
Mientras que lo de Juan Forlín preocupa un poco más y se le harán estudios para conocer cuán grave es la tendinitis en el isquiotibial derecho con el que se presentó en el entrenamiento matutino.
Igualmente, con estas novedades, Bianchi no pensaría en cambios respecto al equipo que presentó en el amistoso frente al cervecero.
Salvo la inclusión de Daniel Díaz, el nuevo capitán de Boca tras la salida de Juan Román Riquelme, Bianchi repetiría los once que paró en la Bombonera el último sábado.
Como consecuencia de todo esto, el equipo para recibir a la lepra, considerando que Nahuel Zárate reemplazará al desgarrado Emanuel Insúa, estaría casi confirmado con Agustín Orión; Hernán Grana, Daniel Díaz, Juan Forlín, Nahuel Zárate; Cristian Erbes, Federico Bravo, Fernando Gago, Federico Carrizo; Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti.
Y ahora, mejora
Mientras que en Boca Juniors "padecía" de permanentes lesiones, Juan Román Riquelme se sumó ayer a los trabajos con pelota que realizó el plantel de Argentinos Juniors a la espera del debut, el próximo sábado, ante Boca Unidos de Corrientes, por el campeonato de la primera B Nacional. El enganche, de 36 años, participó de los partidos de fútbol en espacios reducidos y "parece un pibe".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...