La Corte Suprema no dará ningún paso para tomar ya mismo el caso de Tucumán. El debate judicial deberá agotarse, previamente, en la justicia tucumana, es decir, deberá esperarse un fallo del Superior Tribunal provincial.

Fuentes del máximo tribunal confiaron a LA NACION que los jueces tampoco están dispuestos a aceptar un eventual per saltum.

Los tiempos se acortan, porque mientras la oposición reclama que se cumpla con el fallo de la Cámara Contencioso Administrrativo y se llame a una nueva elección, el gobernador Alperovich descartó esa opción y confirmó que el Gobierno apelará ente la Corte provincial.

Habrá recusaciones, recursos y otros trámites y, todo se sustanciará bajo la amenaza de la intervención federal, que debe ser adoptada por una ley del Congreso.

La Corte Suprema nacional, que preside Ricardo Lorenzetti, se preservará para actual al final del camino.

Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...