¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
18 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Llevan 34 años con problemas de agua

Miércoles, 28 de diciembre de 2016 01:30
La señora Herrera muestra la poca presión de agua. 
Vecinos del barrio Islas Malvinas de la ciudad de Gemes continúan padeciendo la falta de presión de agua, situación que se acentúa con cortes prolongados, por lo que volvieron a elevar un reclamo a la empresa Aguas del Norte, exigiendo una solución definitiva.
El problema con el servicio de agua lleva ya 34 años, desde el mismo momento en que fueron entregadas las viviendas. "Siempre tuvimos este problema, no sabemos exactamente cuáles son los motivos, porque a lo largo de los años nos dieron infinidad de respuestas distintas, creo que somos el único barrio que tiene este problema a lo largo de todo el año, problema que se acentúa durante los meses de verano", manifestó Olga Herrera.
La primera solución que ensayaba la empresa era abrir y cerrar válvulas, redistribuyendo el caudal en una u otra dirección, esto podía mejorar el caudal de agua en las canillas, pero trasladaba el problema a los barrios cercanos; es decir, se trataba de quitarle a un sector para mejorar otro. Como solución de fondo hubo varios planteamientos junto a promesas de inversiones, pero esa solución nunca llegó.
"La última vez vinieron hace seis meses y todo mejoró hasta hace un par de semanas. Deben escucharnos, es muy difícil vivir sin agua", exclamó con vehemencia la vecina.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Vecinos del barrio Islas Malvinas de la ciudad de Gemes continúan padeciendo la falta de presión de agua, situación que se acentúa con cortes prolongados, por lo que volvieron a elevar un reclamo a la empresa Aguas del Norte, exigiendo una solución definitiva.
El problema con el servicio de agua lleva ya 34 años, desde el mismo momento en que fueron entregadas las viviendas. "Siempre tuvimos este problema, no sabemos exactamente cuáles son los motivos, porque a lo largo de los años nos dieron infinidad de respuestas distintas, creo que somos el único barrio que tiene este problema a lo largo de todo el año, problema que se acentúa durante los meses de verano", manifestó Olga Herrera.
La primera solución que ensayaba la empresa era abrir y cerrar válvulas, redistribuyendo el caudal en una u otra dirección, esto podía mejorar el caudal de agua en las canillas, pero trasladaba el problema a los barrios cercanos; es decir, se trataba de quitarle a un sector para mejorar otro. Como solución de fondo hubo varios planteamientos junto a promesas de inversiones, pero esa solución nunca llegó.
"La última vez vinieron hace seis meses y todo mejoró hasta hace un par de semanas. Deben escucharnos, es muy difícil vivir sin agua", exclamó con vehemencia la vecina.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD