Sufrió un terrible accidente de tránsito en la ruta 50 que hace 10 días le costó la vida a su bebé de un año, está embarazada de 12 semanas y totalmente inmovilizada (tiene sus dos piernas atravesadas por una especie de brocha que tensada con un estribo realiza la tracción para sujetar los huesos) en una cama de la habitación 1 de Traumatología de Mujeres del hospital San Bernardo. A pesar del infierno que Valeria Burke atraviesa, sus días se hacen aún más difíciles debido a las condiciones precarias del hospital.
"La habitación no tiene ventilador, no hay baños, las enfermeras no quieren que se quede ningún pariente, por lo que yo a la noche me tengo que quedar con un pañal por las dudas porque las enfermeras no están; solo vienen cuando te tienen que poner el suero o la medicación, yo estuve con el suero infiltrado dos horas hasta que vino por la mañana", reclamó Valeria, oriunda de Orán.
La mujer ingresó a la Guardia el lunes a las 8 y hasta las 22 estuvo en un pasillo, sola, sin comer nada y con el pañal desbordado de pis. Afuera su mamá, desesperada, se cansó de pelear con el personal de seguridad.
Después por falta de cama en Traumatología la trasladaron a Cirugía General de Mujeres, donde la mala predisposición de las enfermeras, porque "no era una paciente de esa sala" la hicieron sentir aún peor. "El martes por la noche mi mamá le preguntó a la enfermera ¿la van a pasar a mi hija a otra sala? Le dijeron que no, entonces se fue. Al ratito, apareció un camillero; me levantaron como bolsa de papa y ahí me hicieron saltar el estribo, luego me bajaron por una rampa y ahí otra vez se me soltó la soga, mis piernas casi se me salen. Terminaron pidiendo ayuda a la gente que estaba en el lugar, una vergenza", recordó la mujer de 38 años.
Valeria tiene fractura múltiple de ambas piernas y tiene que ser operada. En el Materno Infantil dice que no la habían recibido porque ellos no tienen el servicio de traumatología para adultos. Tras varias gestiones, ayer le confirmaron que finalmente realizarán la derivación, por su embarazo.
La noticia la alivió un poco. "Acá no tiene asistencia de un ginecólogo, ayer recién vino una psicóloga. La verdad cero contención con su estado, encima las condiciones infrahumanas en las que están todos los enfermos que no pueden moverse, esto es un desastre", se quejaron los familiares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...