Fuerte incremento en los giros de la coparticipación federal

Tras las elecciones del pasado fin de semana, los debates sobre la coparticipación de impuestos y las obras presupuestadas para 2018 volverán a encenderse en el Congreso.

Son dos temas candentes en un país en el que las brechas regionales y sociales se ampliaron, en las últimas décadas, por la discrecionalidad que las sucesivas administraciones centrales impusieron en el reparto de los recursos.

En este contexto, que incluye a la puja por el Fondo del Conurbano Bonaerense, la consultora Economía y Regiones acaba de publicar los registros de las transferencias automáticas que realizó el Ministerio de Economía de la Nación en la primera quincena de octubre. Según el informe, a Salta llegaron $971 millones, o sea un 74,3% más que los $557 millones que recibió en el mismo período de 2016. Ese porcentaje la ubicó como la provincia con mayor variación positiva.

Los registros de Economía y Regiones contrastan con otro informe, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, que ubicó a Salta entre las diez provincias más relegadas en el gasto nacional por habitante.

Transferencias automáticas

Durante la primera quincena de octubre, la coparticipación federal girada a las provincias ascendió a $25.594 millones. En esa cifra, que marca un crecimiento del 64,2% respecto de la misma quincena de 2016, está incluido el efecto de la devolución de 6 puntos porcentuales de la masa coparticipable retenida por la Anses a las jurisdicciones que no fueron beneficiadas por el fallo de la Corte Suprema.

En el fuerte incremento también incidieron un día hábil adicional y el calendario tributario, por lo que la variación interanual se achicaría sensiblemente en los registros finales del mes.

Otro dato de interés está marcado por la caída de los giros del Fondo Federal Solidario (FFS), que mostraron un variación negativa del 43,2% respecto de la primera quincena de octubre de 2016. En el parcial del mes, las transferencias del fondo sojero apenas superaron los $343 millones.

Combinando ambas fuentes (coparticipación y fondo de la soja), los montos transferidos a las provincias en la primera quincena de octubre ascendieron a $25.937 millones. La variación interanual, en relación con los $9.742 millones girados en el mismo período de 2016, fue del 60,2%.

Con los $213.650 millones que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recaudaría hasta fines de mes, según estimaciones oficiales, el total de las transferencias a las provincias ascendería en octubre a $60.366 millones, con lo que la variación interanual cerraría finalmente en un 26,2%. El crecimiento real, si se tiene en cuenta la evolución del Índice de Precios al Consumidor, sería de solo el 3,7%.

Los giros a Salta

Durante la primera quincena de octubre, llegaron a Salta transferencias automáticas de coparticipación por $971 millones, un 74,3% más que en el mismo parcial de 2016.

Con los fondo de la soja incluidos, la provincia recibió $984 millones, un 69,7% más en relación con el año pasado.

Hasta fin de mes, el Ministerio de Economía de la Nación libraría un total de $2.241 millones, con los que la variación interanual cerraría en octubre en cerca del 25,5%.

El monto final de las partidas sojeras ascendería a $69,5 millones, un 26% arriba de los $46,9 millones que llegaron a Salta en octubre de 2016.

En otras provincias

Las variaciones interanuales de las transferencias automáticas promediaron en la mayoría de las provincias en el 48,7%. Las jurisdicciones del NOA y NEA fueron las que mayor participación relativa ganaron en los giros de la primera quincena de octubre.

La región pampeana presentó la mayor pérdida relativa, al incluir a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que había sido beneficiada con el aumento en su coeficiente de coparticipación en 2016.

La provincia de Santa Cruz presentó una variación notoriamente inferior al promedio, frente a una alta base de comparación, según el informe que publicó Economía y Regiones días atrás, sin incluir las partidas del Fonavi ni de los fondos especiales de los sectores eléctrico y de combustibles.

Salta, relegada en el gasto nacional por habitante

Salta tiene el 3,2% de la población del país, pero el año próximo recibirá solo el 1,8% del gasto nacional. El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) sacó a relucir la injusta postergación de la provincia y de otras jurisdicciones del NOA y el NEA, tras cruzar los datos de las partidas asignadas en el presupuesto nacional de 2018 con los registros censales del Indec.
En los próximos días se reavivarán en el Congreso los reclamos que interrumpió el proceso electoral por obras que se consideran fundamentales, pero que no fueron incluidas en el proyecto de ley del presupuesto nacional del año próximo. Es el caso, en Salta, de los tramos de autopista proyectados desde Rosario de la Frontera hasta General Güemes, para bajar los altos índices de siniestralidad de la ruta nacional 9/34.
Seguramente, el informe del Iaraf aportará argumentos a las encendidas discusiones que se avecinan sobre el estado de los proyectos que fueron anunciados e incluso licitados en el marco del Plan Belgrano, pero que a estas alturas no tienen garantizados fondos para el año próximo.
Por el momento, un 25% del gasto nacional de 2018 no tiene asignaciones específicas en el proyecto de presupuesto. Otro 22% se concentraría en la provincia de Buenos Aires (donde vive el 38% de la población del país), mientras en que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (con el 7% de los habitantes de Argentina) se volcaría otro 20% de los recursos.
Luego se ubicarían Córdoba (4,5%) y Santa Fe (4,3%). Hay 12 provincias argentinas (la mitad de las jurisdicciones) a las que se asignaría, en su conjunto, menos del 10% del gasto. 
Por habitante, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recibiría $188.786, mientras que a Salta le tocarían $37.930. 
En 2018, la provincia recibiría un total de $52.000 millones, un 31% más que en 2017. El 91% de las transferencias cubrirían erogaciones corrientes. Del 9% correspondiente al gasto de capital (obras), cerca de $1.511 millones se destinarían a viviendas y desarrollos urbanos.
Otros $773 millones se usarían en las redes de agua y saneamiento incluidas en el Plan Hábitat para Aguas Blancas, General Ballivián, Coronel Solá, Los Blancos, Hickmann, Tranquitas, Yacuy, Dragones, Rivadavia Banda Sur, La Unión y Santa Victoria Este. A su vez, $468 millones se volcarían en la planta potabilizadora del dique Campo Alegre y el nuevo acueducto que abastecerá a La Caldera, Vaqueros y la zona norte de la capital salteña.
Para el mantenimiento y recuperación de los tramos salteños de la ruta nacional 34 se presupuestaron $273 millones. Otros $70 millones se asignaron para obras de pavimentación en la ruta nacional 51, que conecta a Salta con el norte de Chile a través paso internacional de Sico.
En Educación, se presupuestaron $74 millones para edificar tres jardines de infantes en la capital provincial, otra igual cantidad en Orán y uno en Animaná (departamento San Carlos).
Para las obras de recuperación del Belgrano Cargas está prevista una inversión de $7.200 millones, repartida entre Salta y otras provincias vecinas que comparten la red ferroviaria de trocha angosta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...