Fútbol para Todos: la era del despilfarro

Se presentó en sociedad el 21 de agosto de 2009, cuando Godoy Cruz le ganó a Gimnasia 2-0 en La Plata. Pasaron más de siete años, precisamente 2677 días, para cerrar una parábola falaz del kirchnerismo, tal vez el último apéndice del Relato que sobrevivió al primer año del gobierno de Cambiemos: el 19 de diciembre de 2016 se terminó el programa Fútbol para Todos. El partido entre Tigre y Atlético de Tucumán, que cerró la decimocuarta fecha del Torneo de Primera División, dio por concluido el capítulo del mal llamado fútbol gratis en la Argentina.

Porque precisamente la gratuidad, el concepto de que todos los habitantes podían acceder al entretenimiento por antonomasia de los argentinos sin pagar un centavo, fue una de las tantas mentiras que hubo alrededor de la maquinaria de despilfarro que representó el FpT.

El fútbol nunca fue gratuito bajo la tutela del Estado. Y por eso, en la etapa que se viene con el regreso de capitales privados, tampoco lo será.

¿Por qué nunca fue gratuito el fútbol en el período que comprendió del 21 de agosto de 2009 al 19 de diciembre de 2016?

Porque los canales abiertos sólo se sintonizan por aire en Capital Federal y Gran Buenos Aires, y en el resto del país, por cuestiones de alcance de las señales, se puede acceder a ellos por los sistemas pagos de cable o satelitales, o en forma gratuita por Televisión Digital Abierta (TDA). Y se calcula que este último, lanzado por el kirchnerismo, en su apogeo llegó al 7% de los hogares. El resto, la gran mayoría, tenía que costear el abono de TV paga para ver el fútbol. Gratis, sólo para el Relato, del que FpT fue parte con el uso del espacio publicitario (y hasta la narración periodística de los partidos) para bajar línea de las bondades del kirchnerismo y de las miserias de la oposición. Muy democrático.

No se puede hablar de gratuidad del fútbol cuando, en los más de siete años del FpT, el Estado desembolsó 9.739.525.238 pesos entre agosto de 2009 y noviembre de 2016, de acuerdo a un informe de la Secretaría General de la Presidencia que en su momento fue publicado por el portal Infobae. Casi diez mil millones de pesos entre el dinero entregado a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el utilizado para costos de producción de la televisación de los partidos.

Arrancó en 2009 con la Primera División, pero en 2011 extendió su dominio también a la B Nacional, a partir del descenso de River y la necesidad de ofrecerles a los hinchas del Millonario el presunto servicio del "fútbol gratis" en el año que jugó en la Segunda División. Claro que luego siguió con la televisación de la BN hasta fines de 2015, cuando se terminó el gobierno K.

En esos siete años, entre Primera y Segunda División, se transmitieron 4520 partidos. El prorrateo del dinero cedido por el Estado ofrece como resultante el gasto de 2.154.000 pesos por cada encuentro. El país del 32 por ciento de pobres, pero de fútbol gratis. Por ello no se terminó de entender que, con tantos argumentos, el presidente Mauricio Macri insistiera en aferrarse al afán de mantener la presunta gratuidad hasta septiembre de 2019, tal había sido su promesa de campaña.

Y si se necesitaban más argumentos para terminar con el derroche, bastaba con analizar la causa judicial que lleva adelante la jueza federal María Romilda Servini, en la que investiga el desvío de fondos públicos de FpT y por la que estuvieron procesados los tres ex jefes de Gabinete de Cristina Kirchner (Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich), los ex titulares de FpT Gabriel Mariotto y Pablo Paladino, y un rosario de siete dirigentes de clubes: Luis Segura, Rafael Savino, Miguel Silva, Carlos Portell, Eduardo Spinosa y Rubén Raposo.

De acuerdo a los informes de los tres veedores que puso Servini en la AFA, entre 2009 y 2016 llegaron a Viamonte 6.381.799.796,57. Hasta 2015, por una operatoria de cambio de cheques en cuevas financieras vinculadas con Julio Grondona y el kirchnerismo, se estima un desfalco cercano a los dos mil millones de pesos. En octubre y diciembre de 2016, la AFIP presentó denuncias penales contra clubes y la AFA reclamando 221 millones de pesos en concepto de evasión impositiva.

Todo ese dinero, el que se despilfarró, salió del mismo pozo común: el Estado.  (Fuente: Clarín)

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Creés que se debe reflotar al submarino ARA San Juan?

Encuesta

¿Crees que es suficiente un bono de $5.000 para paliar las pérdidas generadas por la inflación?

Encuesta

Dada la situación del país ¿actualmente, qué te preocupa más?

La suba de la canasta básica
La suba del precio de los combustibles
La suba de los servicios
La suba del dólar
No llegar a fin de mes
ver resultados

Importante ahora

cargando...