Ebrio y  celoso,  azotó con  rebenque a  su pareja

Un escandaloso caso de violencia de género tomó estado público en la localidad de El Carril, población ubicada dentro del Valle de Lerma, donde una mujer denunció haber sido azotada sin piedad con un rebenque de amansar mulas por parte de su pareja, con quien convivía en un inquilinato desde hacía más de un año.

La denuncia fue radicada en las primeras horas del sábado por una joven mujer, que llegó a la sede policial acompañada de una familiar, testigo directo de los hechos.

Trascendió que el conmocionante suceso tuvo como protagonista a un hombre de 38 años, quien al momento de los hechos se hallaba completamente ebrio, ya que según una fuente del pueblo, había estado bebiendo desde la tarde anterior.

El sujeto fue localizado minutos después de la denuncia y de los distintos llamados telefónicos que alertaban sobre una feroz flagelación de una mujer, en el interior de un inquilinato de El Carril. Una fuente policial graficó ayer que personal de la fuerza llegó hasta el domicilio donde encontró a una mujer desesperada, la misma les señaló que su hermano, fuera de sí, atacó a su pareja con un rebenque de madera y cuero y que la víctima estaba siendo asistida. La denunciante aseguró que antes de azotarla, por cuestiones que no fueron ventiladas, le había empapado el cuerpo con agua y minutos después con alcohol, para finalmente buscar entre los elementos gauchescos un viejo rebenque con el que desató su furia impiadosa.

Según la fuente, el sujeto le reclamaba a la mujer un acto de supuesta infidelidad de vieja data que había regresado a la conciencia del sujeto merced a la interminable ingesta de alcohol a la que se había entregado desde la tarde anterior.

La fuente dijo además que la paciente mujer se había levantado del lecho matrimonial incontables veces para tratar de evitar un desborde de violencia por exceso de alcohol, pero ya en la madrugada ella se durmió profundamente junto a los demás familiares e inquilinos o habitantes de la casa pueblerina.

El amanecer halló al sujeto alucinando y fue en esos momentos que comenzó a pergeñar un escarmiento por hechos que, según trascendió, serían de otros tiempos.

Según la fuente consultada, el sujeto primero despertó a su esposa con un baldazo de agua fría.

La sumisa mujer no reaccionó, al parecer para evitar más violencia.

Luego, según la fuente, el sujeto buscó un frasco de alcohol etílico, entró a la habitación y roció a su mujer.

Esto colmó la paciencia de su concubina, que reaccionó diciéndole algunas supuestas verdades y otras no tanto, lo que enfureció al hombre, que salió en busca de un rebenque y flageló a su esposa hasta dejarla exánime.

Los gritos de ayuda de la mujer levantaron a su cuñada, quien finalmente puso en razones al violento e inmediatamente convocó a la policía para su detención.

A prisión

La Fiscalía Penal de Cerrillos, a cargo de Gabriel Portal, enterada de los violentos sucesos imputó a Esteban René López, el violento marido, por el delito de lesiones agravadas en perjuicio de su concubina, con la cual mantiene una relación desde hace un año aproximadamente, y a la que agredió el fin de semana sin motivo aparente.

La denuncia

Según consta en la denuncia, la mujer alquila una habitación en El Carril junto a su pareja y el día de los hechos se fue a dormir porque López estaba bebiendo.

A la madrugada se despertó cuando era rociada con agua y alcohol y golpeada con un rebenque. Fue auxiliada por su cuñada, quien impidió que siguiera siendo agredida. Desde la Fiscalía se solicitó que el imputado continúe detenido.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...