Tucumán
Circuito Valle de Choromoro: naturaleza y tradición

Aquí el tiempo parece detenerse y las preocupaciones y el ajetreo cotidiano no tienen acceso. La tí- pica vida de pueblo se da cita en este circuito que se convierte en un marco ideal para un descanso en familia. El circuito propone un recorrido por tesoros de gran valor histórico y arqueológico. Los españoles bautizaron a estas tierras como Valle de Choromoros, inspirados en el nombre que asignaron a los aborígenes del lugar. Poblado que data del año 1600 en un paraje cercano que se conoce como villa vieja. Rodeado de cerros, ríos y parajes intermontanos es otra opción que espera al turista en Tucumán. Conjuga historia, naturaleza y un excelente clima. El recorrido comienza en medio de la vegetación del lugar y se prolonga en Chusca, La Higuera, Gonzalo y Potrero, localidades donde se pueden disfrutar de días de descanso en estancias y conocer áreas poco exploradas que guardan tesoros históricos y arqueológicos sólo conocidos por los habitantes de la zona. Luego en San Pedro de Colalao se disfruta de días cálidos y nochecitas frescas. San Pedro de Colalao es considerada la primera villa turística de la provincia, se trata de una pequeña ciudad ubicada en el departamento Trancas de la provincia de Tucumán. Sus lugareños la llaman “La Sucursal del Cielo”. Se ubica a 86 al norte de la ciudad capital extendida a lo largo de un angosto valle bordeado por dos ríos de montaña, el Tipas y el Tacanas. Su estratégica ubicación, le otorga un clima excepcionalmente benigno durante todo el año. Sus días templados, entre diciembre y abril, son una invitación para recorrer su imponente geografía, con tesoros arqueológicos pocos conocidos. La villa alberga numerosos bares, pubs, peñas y boliches, por lo que también es un destino privilegiado para quienes buscan diversión. A las actividades se le suman los bellos paisajes del lugar.

Festival

El “Festival de la Humita” ya cumplió más de 20 años de tradición en San Pedro, se realiza en la plaza Leocadio Paz cada mes de enero. San Pedro de Colalao es prácticamente la cuna de la humita, y sus habitantes presumen de tener la “mejor humita del mundo”, hecha con productos de la propia localidad.

Gruta de Lourdes

La Gruta de Nuestra Señora de Lourdes se emplaza en el acceso a San Pedro de Colalao. Es una réplica a la original que se encuentra en Masabielle, Francia. Fue construida en los años 80 y en sus paredes se encuentra incrustada una piedra de la gruta original.

Piedra pintada

Piedra Pintada, un lugar sagrado, histórico y arqueológico, permite encontrar testimonios del pasado en más de 45 petrografías grabadas en piedras que fueron descubiertas a fines del siglo XIX a orillas del río Tipas Mayu. Sin duda una de las comidas típicas que se pueden deleitar allí es la tradicional humita. Por ello su festival anual alberga a miles de visitantes cada año.