Federal A
Luciano Herrera, de cara a una 'final': “Depende de nosotros contagiar al hincha”
La grata sorpresa del albo se consolida a fuerza de goles. “El miércoles jugamos una final por la clasificación”, asumió el hijo de Venancio.

Gimnasia y Tiro tiene en sus manos la clasificación al octogonal y podría celebrar su primer objetivo de manera anticipada si es que vence a uno de sus rivales directos, Chaco For Ever, al que enfrentará el miércoles, a las 21.30, en el Gigante del Norte, por la penúltima fecha. El albo más que nunca depende de sí mismo y el DT Víctor Riggio y los jugadores asumen el compromiso del miércoles como la auténtica “final”. Así también lo siente la grata sorpresa del equipo, el refuerzo que llegó con menos “bombos y platillos” que el resto cuando se sumó a la primera local a principios de año, pero que sin dudas es uno de los que mejor le viene rindiendo al Tano: se trata de Luciano Herrera, hijo del recordado Venancio. 
Lucho es hoy la grata sorpresa de Gimnasia y con el correr de las fechas se convirtió en el redituable socio de Alejandro Toledo en la delantera, convirtiendo el binomio 10 de los 18 goles del albo en el torneo (el ledesmense hizo 4). Luego de marcar dos veces desde el banco, Herrera se ganó la titularidad frente a Crucero y no perdió la consideración, pese a “la boludez que me servirá de experiencia”, como él mismo define a su expulsión en Tucumán, que lo dejó sin clásico.
Para Luciano, ganar en Corrientes fue fundamental. “Hicimos un gran partido y estoy contento por lo que está consiguiendo el grupo. El empate de Juventud con Zapla nos dio un empujón más para ir por esa clasificación ante Chaco”, dijo. En relación al momento de los delanteros, consideró: “La pelota que le puso López Macri a Toledo fue genial, después en la mía fui a buscar y me quedó servido el rebote de suerte. Esta vez nos llegaron pelotas limpias para definir. Queremos hacer afuera lo mismo que en casa, pero a veces no se puede por las canchas y por cómo se nos plantan los rivales”.
“Tengo este presente por la confianza que me da el grupo, sin él y su respaldo no sé qué haría. Tuve la suerte de convertir en poco tiempo. Todavía tengo mucho por aprender. Mi padre me aconseja que no baje los brazos, que siga luchando, que no regale el puesto que me costó conseguir, que no me mueva de ahí, que luche siempre. Tengo el apoyo de él, que me viene a ver desde Ledesma y me da mucha fuerza. También está el Tano, que me pide que no haga nada raro, que haga lo que sé”. 
Sobre el trascendental partido del miércoles, graficó: “Jugamos todos los partidos como una final, pero esta es ‘la’ final para asegurar la clasificación. El equipo está con unas ganas tremendas. Y tenemos que ganar para que el hincha esté conforme. Depende de nosotros contagiar a la gente para que vuelva a la cancha”.
 

Asoma un cambio

El ingreso de Raúl Poclaba por el lesionado Mauricio Scaglia (hoy será sometido a estudios para determinar el grado de su lesión) es el cambio de “cajón” que introduciría Riggio para la recepción del miércoles a For Ever. Habrá que ver si Fabio Giménez y Maxi López, a quienes el DT les dio descanso, retornarán al equipo titular o si se mantienen en el inicial Nicolás López Macri y Lautaro Ceratto.
 

Gimnasia y los refuerzos para el 2018

El DT Riggio (foto) necesita un “9” de jerarquía para lo que viene y puso sus ojos en el experimentado delantero mendocino Juan Carlos “Tanque” Ferreyra, de pasos por Independiente Rivadavia, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Deportivo Cali, Newell’s y Olimpia de Paraguay, entre otros clubes.