Gustavo Coleoni, ex DT de Juventud Antoniana y Central Norte, anduvo por Salta, ahora dirigiendo a Central Córdoba de Santiago del Estero (B Nacional) y que perdió el amistoso del viernes frente a Gimnasia y Tiro por 4 a 0. El Sapito Coleoni recibió a El Tribuno en el predio de la Liga Salteña, donde concentró el plantel santiagueño.
¿De qué te acordás de Salta?
En Salta es donde yo me hice entrenador. Donde me fue bien y donde no me fue también y lo que a uno lo enriquece como persona. Cuando recibí el premio Alumni en Buenos Aires (2015), que le dieron a Vivas (Claudio) como el mejor técnico de Primera División y a mi de la B Nacional, lo primero que hice fue agradecer con nombres y apellidos a todos los clubes que me contrataron. En eso están Racing (Córdoba), Patria de Formosa, Brown de Madryn, Central Norte, Juventud Antoniana, Talleres (Córdoba), Santamarina. Agradecer a todos los jugadores que tuve y que me dieron la posibilidad de seguir creciendo.
Pero quedó una deuda con el ascenso....
El ascenso es una materia pendiente que no me quita el sueño de volver a Salta, porque tengo la capacidad. Hay algunos entrenadores que les toca ascender un año y después están dos o tres años sin laburar y sin aparecer. A mi no me tocó la posibilidad de ascender pero todos los años tengo a tres o cuatro clubes que me quieren contratar. Lo que pasa es que si uno se queda con el ascenso se olvida de los diez meses que te lleva armar un equipo, tener la vivencia de la pretemporada, de ganar y perder. Y depende de cosas que pasaron y que te hacen olvidar todo lo que uno labura para llegar a esa posi ción.
¿Qué nos podés decir de tu paso por Juventud?
En Juventud creo que me faltan trece partidos para cumplir los cien como DT. Y algún día lo voy a cumplir. Hoy (viernes), precisamente pasé por el club, saludé a Cárdenas y a quienes están trabajando allí. Tuve un contacto con la filial de Buenos Aires cuando estaba trabajando en esta ciudad. Pero el fútbol tiene tantas vueltas que estoy seguro que Salta me va albergar de nuevo dirigiendo cualquiera de los equipos.
¿Con Central Norte?
Es una lástima que Central Norte no pudo ascender porque se quedó en las serie de los penales en la final. Cuando había empatado de visitante dije que ya estaba, pero es un club grande que siempre va a buscar el ascenso y lo va a lograr. Perdió esa chance, pero el fútbol tiene esas cosas y es muy competitivo. No se da lo que uno desea y a veces no gana aquel que lo merece.
Se habló de qué hubieras podido venir a Gimnasia y Tiro.
Sí. Hablé pero ya estaba Duilio y también me preguntaron por referencias del actual técnico que lo conozco. Y espero que les toque ascender a los dos, a Juventud y Gimnasia y Tiro. Ando por tantas provincias trabajando que me parece increíble que Salta no compita a un nivel superior.
¿Qué hace falta para concretar ese logro?
Creo que es una situación más de fondo. El tema es dirigencial para saber armar un proyecto con paciencia, elegir bien los jugadores, el entrenador. Darle una estructura, darle un lugar de entrenamiento. Ni hablar de las inferiores porque allí creo que estamos lejos, y esto lo hablo con mucha autoridad y respeto. Creo que hace muchísimo tiempo que se está igual. Son pocos los jugadores que nacen de las inferiores. Y sí hay jugadores y por eso caigo en lo mismo. Si los chicos de 14, 15 años se van a Buenos Aires, lo que no hay es un estructura, un plafón que les haga crecer en su propio lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...