Bauza y la estrategia que mejor le sale

Con un poco de distracción y otro de falsedad, Edgardo Bauza sigue siendo el foco de estos malos días del seleccionado argentino. Aunque hay que reconocer que esa estrategia de desvirtuar la realidad le sirvió para desviar la atención y, por lo visto, fue más efectiva que la que mostró el equipo en la cancha frente a los chilenos. 
“Jugamos un partido brillante”, había dicho tras el flojísimo rendimiento de Argentina, amén del resultado. Y él mismo sabía que no era cierto, pero esto le salió bien. La prensa descargó contra su persona dejando en segundo plano lo mal que jugaron Messi y compañía.
De todos modos, Bauza intentó una especie de rectificación ayer: “Sigo pensando que defensivamente hicimos un partido brillante”. El entrenador se vuelve más específico y habla solo de una parte del equipo. Pero no es menos cierto que Sergio Romero intervino un par de veces y el travesaño también impidió el empate de Chile. No obstante, Bauza no puede restringirse únicamente al funcionamiento defensivo jugando de local, con tantos “montruos” del fútbol europeo, más Messi. El DT debe entender que se esperaba mucho más. Los cuatro de arriba debían ser fantásticos y no supervillanos de historietas. 
“Que se la agarren conmigo, que dejen a los jugadores tranquilos. Piensan más en lo que dije que en analizar el partido. Había varios periodistas que estaban esperando que Argentina perdiera o que empatara para seguir con la crítica. Han hecho de eso un culto y la gente los escucha”, planteó el DT en declaraciones con Radio Rivadavia. Pero veamos, por un lado confirma su estrategia: que nos la agarremos con él. Pero no hay un solo apasionado por el fútbol en este territorio que quiera ver perder a la selección de Messi. Y lógicamente lo que él diga no solo debe ser analizado sino también difundido, por lo que era una burla reproducir lo que nadie había visto: Argentina no fue brillante.
Pero su táctica sigue: “Mientras ganemos y clasifiquemos, que sigan criticando”. Y así será. Las críticas siempre estarán presentes y no porque sea un culto, sino parte de una profesión y porque la gente también la espera. Al menos hay algo a favor del DT: si Argentina llega al Mundial, casi con seguridad que lo hará, esa será otra historia por más que la Selección no inspire confianza. Lo que se pide en todo caso es llegar con una mejor imagen, con dignidad, con una idea que pueda ser perfeccionada.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...