“Memoria, verdad y justicia”, “Prisión a los genocidas” y “2x1 Nunca” fueron algunas de las consignas que expresaron miles de salteños que participaron ayer de la marcha convocada a nivel nacional en contra de la reducción de penas para las personas condenadas por delitos de lesa humanidad. 
Ayer, pasadas las 18.30, una importante columna se movilizó por el centro desde la plaza 9 de Julio. La manifestación se hizo en simultáneo en numerosas ciudades del país para rechazar el fallo de la Corte Suprema de Justicia que concedió el denominado “2x1” a Luis Muiña, un militar condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura.
La resolución, por la que los represores podrían computar dos años de cárcel por cada uno que hayan tenido de prisión preventiva, generó que organizaciones de derechos humanos convocaran a una protesta nacional.
A las 18.45, los participantes de la marcha tomaron la avenida Belgrano y se manifestaron frente al edificio del Ejército. En este tramo, los organizadores calcularon que ya se habían sumado 4 mil personas. 
“Tengo 40 años y estoy acá porque tengo familiares desaparecidos. La medida genera mucho dolor y desilusión. Argentina ratificó los derechos de los desaparecidos. Ahora estamos reduciendo las penas a genocidas, gente que mató y desapareció a niños y adultos. No estamos hablando de delitos comunes”, expresó Marta Bustos que marchó cubriendo su cabeza con el pañuelo blanco, símbolo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. 
Hubo decenas de historias similares. Eugenia, una joven de 30 años, explicó que se sumó a la movilización porque no olvida el sufrimiento que generó el terrorismo de Estado en su círculo cercano. “Tengo varios amigos que perdieron a familiares, incluso a sus padres, cuando se tomaba los chicos de las universidades”, expresó, mientras participaba de la marcha, que se pudo ver en directo por la web de El Tribuno. 
 

Luego de que los manifestantes expresaran sus emociones a través de diferentes cánticos, la marcha circuló por Deán Funes hasta General Güemes, para llegar a la vereda de la Central de Policía de la Provincia. 
Mientras la primera parte de la columna ya estaba sobre General Güemes y Balcarce, el final llegaba a la esquina de Belgrano y Zuviría. Entre los manifestantes estaban referentes de la Multisectorial de Mujeres y del colectivo trans. “Con este fallo de la Justicia retrocedemos en todo lo que respecta a la lucha por los derechos humanos. Salta se debe sumar a esta gran movida”, expresó Lía, de Mujeres Trans Argentinas. 
Si bien la marcha convulsionó el tránsito de la ciudad de Salta durante el horario en que los alumnos del turno tarde terminaban su jornada, hubo muestras de apoyo de peatones y conductores.
Mientras los miembros de HIJOS caminaban por la calle General Güemes, muchos otros ciudadanos se acercaron al cordón de la vereda para acompañar con aplausos la marcha, que siguió a paso firme hasta la Central de Policía. 
“Nosotros venimos luchando desde hace tantos años por los derechos humanos... creemos que es aberrante la decisión de la Corte Suprema de Justicia. Somos miles de personas las que reclamamos en todo el país por los derechos humanos y no vamos renunciar”, destacó Nora Leonard, referente de la Asociación Lucrecia Barquet que además fue presa política y perdió a su hermana en la masacre de Palomitas, en 1976. Si bien algunos de los manifestantes se negaron a dar sus nombres, sí expresaron sus opiniones. Fue el caso de un hombre que ayer estuvo al frente del grupo que encabezaba la marcha, al que sus compañeros identificaron como un expreso político. “Se levantó una sola voz en todo el país en defensa de los derechos constitucionales, que son la verdad y la justicia. Estos genocidas deben cumplir la pena como corresponde. A este dos por uno lo repudiamos todos. Vamos a seguir marchando hasta que se derogue esta medida”, aseguró, mientras lo embargaba la emoción.

Para disfrutar de la experiencia 360º en un video, desde un teléfono smartphone, debes hacer clic AQUÍ

Memoria
 
Frente a la Central de Policía los manifestantes leyeron un escrito en el cual recordaron que de las filas de esta fuerza de seguridad salieron algunos de los condenados por crímenes de lesa humanidad, responsables de la desaparición y muerte de salteños durante la dictadura. 
Incluso se los acusó de haber participado en detenciones ilegales en las aulas de la Universidad Nacional de Jujuy.
En este momento de la protesta, los referentes de las agrupaciones que participaron de la marcha se acercaron al micrófono para expresar sus opiniones, pedidos y cuestionamientos frente a esta decisión judicial que conmocionó al país. 
Sobre el acceso a la Central de Policía, seis efectivos montaron guardia y escucharon los reclamos inmutables. 
Sin que se produjeran enfrentamientos, la marcha continuó su camino hasta la sede de la Policía Federal, que se ubica sobre Santiago del Estero entre 25 de Mayo y Sarmiento. Allí los manifestantes volvieron a expresar su dolor y recordaron el rol que tuvo esta fuerza de seguridad durante la dictadura militar. 

El cierre

Marchando sobre Sarmiento hasta Belgrano, la movilización se dividió. Mientras un grupo volvió por Belgrano hasta Mitre, el resto regresó por Güemes a Mitre y posteriormente Belgrano. Allí las dos columnas se integraron y avanzaron hacia la plaza, para ubicarse frente al Cabildo. A esta altura de la noche, pasadas las 20, solo quedaron en la vereda del Cabildo, sobre la calle Caseros, familiares y amigos de desaparecidos, mientras que las agrupaciones políticas y gremiales se dispersaron. 
“Memoria, verdad y justicia” se volvió a escuchar como un lamento, como un grito de bronca, como un ruego de quienes durante la dictadura militar perdieron a padres, hijos y esposos, y que en los últimos años habían logrado una condena para los culpables. 
Lentamente, Salta retomó su ritmo normal. Las banderas se enrollaron y los pedidos se volvieron a guardar, a la espera de una decisión oficial. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...