Pity Martínez: "Fue un momento soñado haber marcado en La Bombonera"

Gonzalo “Pity” Martínez destacó este lunes la victoria lograda ante Boca (3-1) en La Bombonera fue su partido “más importante” desde que llegó a River Plate, no sólo por haber conquistado la apertura del marcador sino por la incidencia que tuvo en la pelea por el torneo de Primera División.
“Me había tocado jugar otros buenos partidos, pero el de ayer siento que fue el más importante por todo lo que significó para el equipo y también porque pude hacer un gol”, celebró en diálogo con la prensa, tras la práctica desarrollada en el predio River Camp de Ezeiza.
Martínez, de 23 años, marcó su primer tanto en el superclásico, que ya lo había tenido como protagonista destacado en el juego de ida de los octavos de final de la Libertadores 2015, cuando fue víctima de una infracción de Leandro Marín, que provocó el penal para la victoria 2 a 1 en el estadio Monumental.
“Fue un momento soñado el haber podido marcar en La Bombonera. Cuando estaba en el piso festejando no me quería levantar. Después me señalé el número (el simbólico 10) pero porque me salió así, no fue por nada en especial”, explicó.
Pity puso el 1-0 a los 14 minutos del primer tiempo, al conectar de aire dentro del área un centro lanzado por el paraguayo Jorge Moreira desde el sector derecho. “Cuando me di cuenta que la pelota iba a superar a (Gino) Peruzzi, decidí que le iba a pegar de primera. Por suerte, la tomé bien y pudo entrar”, comentó.
Martínez afianzado como titular este semestre, en el que lleva anotados tres goles, dijo que se enteró el pasado jueves que actuaría por la banda izquierda y no por la derecha, donde encontró su mejor rendimiento en el año.
“Marcelo me lo dijo en la práctica de fútbol de la semana. Siempre me tuvo confianza, incluso en los momentos que no era titular. Ahora estoy viendo un momento muy bueno, las cosas cambiaron y me van saliendo bien”, se alegró.
Martínez contrastó este presente con otros momentos en el club en los que recibía la reprobación de la hinchada por su rendimiento. “Me han dicho de todo -recordó con humor-, sólo una vez me enojé en aquel partido con Quilmes porque se metieron con mi hija”. En aquel encuentro, disputado en febrero de 2016 en el Monumental, Pity convirtió un tanto y le pidió silencio a las tribunas con el dedo índice de su mano derecho sobre los labios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...