“Para vender limones a EEUU, ahora tenemos que comprar cerdos”

Raúl Robín es el presidente del área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y un conocedor de este sector que últimamente está entre vaivenes de buenas y malas noticias. 
Solo esta semana, las economías regionales se vieron sacudidas por los anuncios de importación de carne porcina de EEUU y por la absurda suba de aranceles de este mismo país al biodiésel argentino. 
Pero al mismo tiempo, el sector tuvo buenas noticias como el primer embarque de la historia con limones a México y que el Gobierno rebajó aranceles a la importación de varios insumos necesarios para la producción local. 
Sin embargo, Robín remarcó que todo es insuficiente en la medida en que no mejoren las condiciones de competitividad económicas con otros países, especialmente en lo que hace a los costos locales y la falta de infraestructura de logística. 

¿Cómo analiza las últimas condiciones de EEUU para importar y exportar?
Estados Unidos es el mentor de la libre empresa y de la libre oferta y demanda, pero cada vez me convenzo más de que lo hace por un tema comercial. Quieren que todo el mundo se abra a la libre empresa menos ellos mismo, así es que para poder exportar limones le tenemos que comprar cerdo. Y cuando podemos entrar con competitividad con el biodiésel, nos ponen un arancel de importación que nos imposibilita venderles. Ellos son libre empresa en un sentido, pero cuando tienen que abrirse a un mercado no lo hacen. 
¿Y cree que Argentina cede muy fácil a sus condiciones?
Argentina necesita incorporarse al comercio internacional para desarrollar todo su potencial agropecuario y agroindustrial. Lo que pasa es que necesitamos competitividad dentro de la economía nacional para poder jugar en igualdad de condiciones y costos con los demás países, pero la Argentina hoy está muy cara. 
¿Nos apuramos demasiado en abrirnos a las importaciones?
El problema es qué se importa y qué se exporta. La Argentina exporta la mejor economía que tiene que son las oleaginosas pero para vender también nos vemos obligados a comprar producciones extranjeras, con productos que agreden a las economías regionales y a varios cultivos intensivos. Estamos de acuerdo en que se abran los mercados y competir pero en un grado de igualdad de economía, no en una economía que no es competitiva como es la de ahora. 
¿Cómo cree que se está gestionando la inserción de las economías regionales en los mercados internacionales?
Se está trabajando mucho en los acuerdos. Ahora con México se abren posibilidades nuevas: con ese país estamos en contraestación de manera que en las actividades del campo podemos trabajar bien y hay un acuerdo de libre comercio que está pronto a firmarse. También hay actividades que han mejorado como el sector azucarero y hay otras bastante complicadas que son sobre todo las de exportación por un problema de competitividad. 
Además nosotros entendemos que hay políticas que se anunciaron y se están cumpliendo como la ley PyME, de cuyos beneficios ya están gozando más del 50% de los productores agropecuarios. Eso significa una baja de costos fiscales nacionales. Porque uno de los problemas graves, son los tremendos costos fiscales que hay en Argentina. 
El Gobierno trabaja en una reforma tributaria desde la CAME, ¿participaron de alguna manera?
Esta semana el técnico y el secretario de Hacienda de CAME estuvieron en una convocatoria del Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas en donde se pudo observar que no hay un conocimiento de cómo será planteada por el Gobierno la reforma. Sí sabemos que hay un anuncio del Presidente de bajar la presión impositiva y que hay un proyecto que sería elevado al Congreso pero a su vez, algo que está claro es que tiene que existir un gran acuerdo nacional porque las provincias argentinas no han delegado en la Nación el tema de la fijación de los impuestos. 
¿Cuál cree que son las preocupaciones más urgentes en las economías regionales?
Nosotros entendemos que tiene que haber una política orientada a recuperar competitividad general de la economía. No solamente por la presión fiscal sino también porque nuestros costos logísticos son los más altos de toda la región así como los costos laborales. 
¿Cómo siguen afectando los problemas logísticos?
Nosotros estamos con los valores más altos en transporte y lamentablemente el Belgrano Cargas todavía está muy lejos de poder transportar operativamente el grueso de la producción agropecuaria. El costo del transporte de trenes es la mitad del costo de transporte de camiones. Asimismo, el transporte fluvial no existe prácticamente. Hay que recuperar puertos y barcazas de banderas argentinas. En este momento, Paraguay es mucho más importante en transporte fluvial que Argentina y Brasil juntos. Y en el tema de los transportes ferroviarios hoy estamos peor que los últimos setenta años porque siete décadas atrás había cerca de cuarenta mil kilómetros de férreas y hoy no llegamos a las quince mil y encima en pésimo estado.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Crees que es suficiente un bono de $5.000 para paliar las pérdidas generadas por la inflación?

Encuesta

Dada la situación del país ¿actualmente, qué te preocupa más?

La suba de la canasta básica
La suba del precio de los combustibles
La suba de los servicios
La suba del dólar
No llegar a fin de mes
ver resultados

Importante ahora

cargando...