Historias de discriminación en la marcha por la escuela laica

Relatos de discriminación y exclusión se escucharon en una nueva marcha a favor de la educación laica en las escuelas públicas de Salta. Ayer por la tarde un grupo de salteños volvió a protestar alrededor de la plaza 9 de Julio.

Entre los manifestantes estaba Camila Carrizo, una docente que describió cómo padeció por no profesar un credo durante su infancia.

"He sido atea, he padecido la educación religiosa. Se han burlado de mí por no rezar, me han obligado a ir a la misa en la época del Milagro", recordó la joven.

Camila ejerce la docencia y denunció que nada cambió en la enseñanza de religión.

"No quiero que mi niña pase lo que yo viví", expresó.

El jueves pasado se realizó la primera marcha por la educación laica, mientras se desarrollan sesiones de una audiencia pública en la Corte Suprema de la Nación.

A la protesta se sumaron diferentes agrupaciones políticas y sociales, incluso niños dieron vuelta alrededor de la plaza principal de la capital salteña.

Soledad Romero, integrante de la Asociación de Derechos Humanos Coca Gallardo, dijo: "Nos convoca la defensa de toda las minorías que no son católicas. Nosotros reconocemos que haya una mayoría que profesa el catolicismo. Pero como estamos en democracia, el Gobierno debe contemplar a las minorías. La escuela pública debe ser laica para todos".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...