Hospital San Bernardo: casi un caso  por día de violencia machista

Desde que comenzó a funcionar la Oficina de Violencia en el hospital San Bernardo, a fines de marzo de este año, se ha brindado contención a 122 víctimas de violencia machista. Esteban Cabrini, el responsable, reveló a El Tribuno que se recibe casi un caso por día y que solo el último domingo a la madrugada ingresaron tres mujeres en esta situación. "Las cifras son alarmantes", aseguró.

La oficina está integrada por tres psicólogos, una trabajadora social, una médica clínica, un abogado -Cabrini- y una persona que hace tareas administrativas. Funciona con un sistema de guardia las 24 horas y se activa cuando ingresa a la guardia un caso presumible de violencia.

Este proyecto surgió a fines de 2016, cuando el Observatorio de Violencia contra las Mujeres (OVCM) Rosana Alderete presentó un protocolo de actuación sanitaria ante casos de violencia de género, que sigue pautas de la Organización Mundial de la Salud. En reuniones con profesionales del hospital, se hicieron cambios mínimos para adecuar el procedimiento a la realidad del centro sanitario.

Una vez aprobado, el OVCM capacitó a las 350 personas que trabajan en la guardia: policías, encargados de seguridad, empleados administrativos, médicos, enfermeros y camilleros, entre otros. Se planea hacer lo mismo con el resto del personal. A principios de este año se trabajó en la sensibilización para la detección de casos de violencia de género y en el acompañamiento a víctimas. El 25 de marzo comenzó a aplicarse el protocolo con la primera víctima de violencia machista. Se trata del primer hospital de la provincia que tiene este procedimiento.

"En general las mujeres no dicen nada pero, al verse acompañadas, empiezan a sentir que pueden contar lo que les pasa", dijeron desde el hospital.

Además de brindar atención sanitaria a las mujeres, se les da apoyo psicológico y se las incita a radicar la denuncia para que comience a intervenir la Justicia. Como la acusación no puede hacerse en el hospital, se pierde un tiempo muy valioso para la protección de la víctima. "Estamos en vías de resolverlo", informó Cabrini. "Cuando entran al hospital, las víctimas quieren denunciar. La negación viene después, cuando la cosa se aplaca. Si pasa el tiempo, desisten de hacerla y esto puede llevarlas a la muerte", explicó.

"Tenemos que pulir el tiempo de denuncia, que es muy largo. Si la víctima no quiere hacerla, nosotros la hacemos en la Oficina de Violencia Familiar (OVIF) y presentamos los antecedentes". Cabrini aseguró que casi el 100% de las usuarias son judicializadas. En casos graves se brinda a las víctimas un tiempo más en el hospital hasta que la Justicia intervenga. "No puedo ser irresponsable y mandarla a la casa, si el tipo la espera allá", señaló.

En dos semanas el San Bernardo implementará un sistema informático junto con el Ministerio Público Fiscal, que permitirá mantener un registro actualizado de los casos de violencia de género, con información relevante para la causa. "Tenemos un registro muy rico en información y no estamos orgullosos de los números que manejamos. Con eso el Estado va a tener que tomar otras medidas", analizó.

Este sistema permitirá que la Oficina de Violencia informe directamente al Ministerio Público Fiscal sobre los casos. "Así ganaremos tiempo y será más eficiente el servicio de la Justicia", manifestó. "A la información la daremos nosotros", dijo en alusión a las falencias que tienen la Policía y el Ministerio de Seguridad de la Provincia en relación con la atención a víctimas de violencia machista. "Lo que nos interesa es que tengan ingreso rápido al sistema judicial, que es lo que dice la ley, para que se tomen las medidas necesarias para protegerlas".

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...