Chocó los autos de seis  vecinos en el barrio Casino

Una persona que manejaba un Toyota Corolla, totalmente fuera de control, chocó a seis vehículos que estaban estacionados sobre la calle Maestro Rodríguez que divide los barrios Casino y Docente.

"A la 1.30 de la madrugada del martes estaba por acostarme a dormir y escuché un ruido muy fuerte y la alarma de mi auto. Supuse que se había caído un árbol. Inmediatamente me levanté de la cama, salí pero no había nadie en el auto que había protagonizado el choque, un Corolla", relató a El Tribuno Natalia Colina, de 37 años, propietaria de una VW Surán gris modelo 2014, uno de los vehículos chocados. Los otros fueron una camioneta Ford Eco Sport negra, un Torino ladrillo, un Megane gris, un Chevrolet 400 gris y una camioneta Chevrolet antigua verde.

"El impacto fue tal que la persona que manejaba tendría que haber salido dada vuelta, mal, por el golpe. Iba a elevada velocidad y chocó con seis autos, incluido un Torino y una camioneta Chevrolet, ambos de chapas muy duras. La camioneta subió a la vereda tras ser chocada y como estaba estacionada al lado de mi Surán, la cola de la camioneta se incrustó en ella. Se le partieron las chapas y volaron los vidrios. La destrozó", sostuvo.

"Fue un acto de gran inconsciencia, imprudencia lo que pasó. Muy raro. Uno de los autos con equipo de gas casi se incendia. Entre los vecinos lo apagamos", añadió.

"Queremos que se analicen las cámaras de seguridad de la zona para ver el trayecto que hizo el auto. Después de los choques dicen que ella se bajó, caminó como si nada y se fue", recalcó.

"Llamamos al 911 que apareció a las 9.15 de la mañana. Los que acudieron antes fueron los policías de San Remo pero llegaron con la información de que la chica que supuestamente manejaba estaba demorada. Jamás vinieron a ver los autos chocados. Dijeron que ella, de 22 años, vivía en el complejo Arenales y que había peleado con su novio, le había sacado el auto a él, que salió como loca y dio la vuelta. Yo pedí la presencia de un sumariante pero los policías me dijeron que hasta las 6 no había", aseguró.

Herido

"Quise hablar con el propietario para que me dé una explicación, así que fuimos al complejo. Él estaba afuera del block, todo lastimado y dijo que ella lo había rasguñado entero y que le había mordido el brazo. La chica no quería salir de su departamento y luego lo hizo acompañada de una policía para hacer su declaración", contó.

"Le dije al dueño del Corolla: "Disculpemé la desconfianza que yo tengo, pero vengo y lo veo lastimado. El vidrio de su auto está como si alguien le hubiese dado un cabezazo. Está levantado hacia adelante'. No puedo asegurar nada pero la mejor prueba es la cámara de seguridad", sostuvo.

"También le preguntamos al hombre por los papeles de su auto y respondió que no los tenía, que la chica se los había sacado", añadió.

"Me causó gran indignación la actitud de un policía, quien en ese momento le dijo al dueño del Corolla: "Vamos señor a hacer la denuncia', tras lo cual un vigilador del complejo le sugirió: "Los vecinos son damnificados. ¿Por qué no los acompaña a hacer la denuncia también?', pero el efectivo contestó: "No, a ellos no. Al señor únicamente'. ¿Por qué hicieron diferencias? Nosotros no teníamos en qué ir porque nos habían destrozado el auto", hizo hincapié.

Natalia y su esposo hicieron la denuncia en la comisaría 15 de San Remo y supieron que "tanto el dueño del auto como su novia, Alexia A., habían quedado demorados porque se denunciaron mutuamente".

Extraña situación

Pero sorprendentemente después "el hombre vino a las 4, abrió su auto, sacó su cartera y su campera ante la Policía. No mostró predisposición para resolver el conflicto, los arreglos de los autos. Ni siquiera nos dio su número de teléfono. Yo le pregunté: "¿Usted no tiene que estar preso?'. Y me respondió: "Vos hacé lo que quieras. Bastantes problemas tengo para preocuparme por los tuyos', y terminó de sacar sus cosas del auto y se fue".

"Luego llegó una camioneta blanca doble cabina para remolcar, supuestamente de la aseguradora del señor pero el conductor de esa camioneta dijo que él "trabajaba para la Policía'. A las 9 vinieron policías motorizados que le dijeron al efectivo de consigna: "Pasa que el señor es sindicalista" y él me lo contó a mí. Se trata de un tal Mario Díaz, de 60 años. Entonces es como que bajé los brazos y me dije a mí misma: me haré cargo de mi auto, veo cómo soluciono pero genera impotencia que uno cuida siempre lo poco que tiene. Que vengan así y te perjudiquen es angustiante. Ahora tengo mi auto guardado en el garaje de un familiar", finalizó Natalia.

Denuncias cruzadas

En la Comisaría 15 del barrio San Remo, el propietario del Toyota Corolla, de 60 años, y su novia, de 22, se denunciaron.
El hombre sostuvo que había ido al departamento de ella para devolverle 2.100 dólares y 3.600 pesos y que cuando llegó la joven le reclamó que faltaban 100 dólares. Luego se originó una pelea y la chica le habría pateado el parabrisas, extraído papeles de la gaveta, salido velozmente y chocado con intención.
Por su parte, la joven expresó que se agredieron y que él se negó a darle su dinero, por lo que ella entró en una crisis de nervios por temor a perder sus ahorros. Por eso le quitó la llave del auto, forcejearon, ella le dio golpes de puño al parabrisas, luego se subió, chocó y derrapó.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...